Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Galería de fotos

Galería de fotos

Poniendo nuestro trabajo bajo el foco

Una imagen vale más que mil palabras y ACNUR cuenta con más de 250.000 fotografías que muestran la historia de la Agencia desde sus inicios en los años 50. La fototeca de ACNUR en Ginebra cuenta con la mayor colección del mundo de fotos relativas a los refugiados que abarca casi todos los grandes desplazamientos de los últimos 60 años. Estas imágenes proporcionan un retrato exhaustivo de la vida de los refugiados, solicitantes de asilo, desplazados internos y apátridas en todos los rincones del mundo. Las fotografías también muestran la labor de los trabajadores de la ONU que han ayudado a estas personas desarraigadas.

En esta web ofrecemos una selección de algunas de las mejores fotos. Si estuviera interesado en utilizar alguna imagen, puede contactar con la Representación de ACNUR en España a través del correo electrónico spama@unhcr.org o por teléfono en el (+34) 91 556 35 03 ó (+34) 91 556 36 49.

Mostrando página 3 de 3

 

El sufrimiento y la fuerza de las mujeres congoleñas desplazadas

Publicado: 25 de Nov de 2012

Durante el  incesante ciclo de violencia en el este de la República Democrática del Congo, son los vulnerables los que más sufren, especialmente las mujeres y los niños. El problema constante de la violencia sexual y de género es una gran preocupación para ACNUR. La Agencia para los Refugiados ha recibido decenas de informes de violaciones y asaltos a mujeres durante la última oleada de combates ente las fuerzas del gobierno y las tropas rebeldes así como grupos de milicias en las provincias de Kivu Norte y Kivu Sur. Es un área donde la violación se utiliza como arma de guerra.

El miedo a la violencia sexual o física fuerza a miles de mujeres a buscar refugio lejos de sus hogares o al otro lado de la frontera en países como Ruanda y Uganda. A veces sus maridos se quedan atrás y las mujeres se convierten en cabezas de familia, cuidando de sus hijos pequeños. Son la base de la sociedad, y aun así suelen ser las primeras en sufrir cuando llega la inestabilidad a sus áreas.

Estas imágenes fueron tomadas recientemente en la República Democrática del Congo, Ruanda y Uganda por Frédèric Noy. Las mujeres congoleñas que aparecen en ellas han huido de sus hogares, dejando casi todo detrás, y buscando refugio en un lugar que esperan que sea mejor que aquel del que vienen. En muchos sentidos se han vuelto inmunes a las dificultades y muchas de ellas siguen teniendo esperanza en su futuro y el de sus hijos. Y eso es toda una inspiración para aquellos que les ayudan.

Todas las fotos: © ACNUR / F. Noy / Noviembre de 2012

 

La somalí Hawa Aden Mohamen gana el Premio Nansen para los Refugiados 2012

Publicado: 20 de Sep de 2012

Hawa Aden Mohamed, una ex refugiada cuyo visionario trabajo ha transformado las vidas de miles de mujeres y niñas somalíes desplazadas, es la ganadora del Premio Nansen para los Refugiados 2012. Conocida como “Mama” Hawa, ella es la fundadora y directora de un ambicioso programa educativo en Galkayo, Somalia, con el que ayuda a mujeres y niñas a asegurar sus derechos, desarrollar habilidades y jugar un papel más activo en la sociedad. En estas imágenes se puede ver el trabajo que hace Mama en Galkayo en su Centro de Educación para la Paz y el Desarrollo, donde ofrece clases de alfabetización y formación profesional así como alimentos y otros materiales de ayuda para los desplazados internos (IDPs por sus siglas en inglés).

Fotos: ©ACNUR / F. Juez / Julio de 2012

 

Dollo Ado: Un año después de la hambruna en Somalia

Publicado: 12 de Sep de 2012

A mediados de 2011, Dollo Ado era el centro de una crisis de refugiados que llevó a un gran número de somalíes que hacían frente a la violencia y el hambre a huir a pie por el desierto en busca de seguridad en esta pequeña y remota ciudad fronteriza en el este de Etiopía. Muchos llegaban exhaustos, enfermos y demacrados, a menudo trayendo consigo a sus hijos, débiles e incluso moribundos.

Para hacer frente a este flujo de refugiados, ACNUR y el gobierno de Etiopía construyeron tres nuevos campos de refugiados. ACNUR y sus socios pusieron en marcha programas de nutrición, combinados con campañas masivas de vacunación y otras medidas de salud públicas que permitieron salvar muchas vidas.

Un año después las tasas de malnutrición entre los niños han empezado a estabilizarse. La cifra de llegadas, aunque sigue constante por la violencia continuada y las escasas lluvias, se ha reducido. Muchas personas se han trasladado de sus tiendas a casas semi permanentes. El principal objetivo de ACNUR es mejorar la vida en el campo y para ello está llevando a cabo programas de sustento y proyectos ambientales para los refugiados y las comunidades de acogida.

Hoy la zona de Dollo Ado acoge 5 campos con una población total de casi 170.000 refugiados. Cientos de ellos llegan cada semana desde Somalia. Mientras la población del último campo, Buramino, está a punto de alcanzar las 30.000 personas, ACNUR y el gobierno han acordado la localización de un sexto campo.

 

Crisis sanitaria en Sudán del Sur

Publicado: 27 de Ago de 2012

Hay más de 100.000 refugiados en el condado de Maban, en Sudán del Sur. La salud de muchos de ellos está en peligro y ACNUR y sus socios están trabajando intensamente para prevenir y contener los brotes de malaria y otras enfermedades transmitidas por el agua. La mayoría de los refugiados, sobre todo los niños y ancianos, llegaron en malas condiciones a los campos.

En el campo de Yusuf Batil, en el condado de Maban, el 15% de los niños menores de 5 años están gravemente desnutridos. ACNUR y sus socios están haciendo todo lo posible por prevenir y combatir las enfermedades. En el campo de Yusuf Batil 200 trabajadores de salud comunitarios están yendo tienda por tienda formando a los refugiados en materia de higiene básica y salud. Les enseñan cómo lavarse las manos y les informan de la importancia de identificar a las personas enfermas tan pronto como se detecten los primeros síntomas. Se está facilitando alimento terapéutico (Pumplynut) a todos los niños que lo necesitan y también se ha establecido un hospital dedicado al tratamiento del cólera. Se han distribuido mosquiteras en todo el campo para prevenir la malaria.

 

Reasentamiento en España: Un viaje desde Shousha a Madrid

Publicado: 20 de Jul de 2012

80 refugiados de Sudán, Eritrea y Etiopía llegaron en avión a Madrid en julio de 2012. Huyeron de la violencia y la persecución en sus países de origen. Todos vivían Libia, donde habían intentado empezar una nueva vida, pero la guerra en este país les obligó a huir de nuevo y convertirse en refugiados. La mayoría de ellos han estado viviendo en el campo de refugiados de Souza, en Túnez, durante más de un año…hasta ahora.

ACNUR y sus socios han estado abogando desde hace tiempo para que se aprobara la cuota de reasentamiento prevista en la ley española. Las autoridades españolas finalmente la aprobaron en octubre de 2011. Desde entonces, la Delegación de ACNUR en España ha estado trabajando con las autoridades y otros socios para que un grupo de 80 refugiados del campo de tránsito de Shousha fueran reasentados en España. La vida ha cambiado completamente para estos refugiados: En cuestión de días han dejado sus tiendas y han empezado una nueva vida con sus hijos y sus familias en los centros de recepción de refugiados o en pisos por todo el país.

A pesar de la difícil situación económica que está atravesando España, dijeron que estaban felices de tener una nueva oportunidad de empezar de cero. Las autoridades españolas concederán apoyo al grupo durante su primera estancia en España. Mientras tanto, los refugiados tienen un largo y duro camino por delante: tienen que aprender un nuevo idioma, acostumbrarse a un nuevo modo de vida e integrarse en las diferentes ciudades y pueblos en los que viven ahora.

Los niños han empezado ya las clases en los colegios mientras sus padres asisten a clases de español y reciben consejos para empezar a buscar trabajo. Lentos pero seguros están empezando una nueva vida en España. Agradecen esta oportunidad y tienen la esperanza de ser pronto autosuficientes y arraigarse en su nuevo país.

Fotos: © ACNUR, © F.Magallón y © Aeropuerto Internacional de Barajas, Madrid, España.

 

Jesús Vázquez, en Colombia

Publicado: 27 de Jun de 2012

Jesús Vázquez ha visitado Colombia entre el 21-24 de junio pasado, para recabar de primera mano información sobre el contexto del desplazamiento en Colombia, las operaciones de ACNUR en el país y obtener material audiovisual que poder utilizar para las acciones de captación de fondos que la compañía Jazztel está poniendo en marcha en colaboración con Jesús Vázquez, a beneficio de jóvenes desplazados colombianos, mediante proyectos desarrollados por ACNUR en distintos departamentos.

Colombia tiene cerca de 4 millones de personas desplazadas internas,  y cerca de 400.000 refugiados que han cruzado las fronteras buscado protección en los países de la región, principalmente en Ecuador. Dos grupos vulnerables entre la población desplazada son los afrocolombianos 10 % y los indígenas, cerca del 3% de IDPs.

El 94% de la población de desplazados internos en Colombia vive por debajo del umbral de la pobreza (la cifra es del 45% de la población total de Colombia)

En el contexto actual, el desplazamiento en Colombia está acompañando todo el ciclo vital de muchas personas, desde la niñez hasta los 50 años

ACNUR tiene presencia en Colombia desde 1997 y cuenta con 11 oficinas en puntos estratégicos en el país,  donde trabaja en la prevención de desplazamiento así como en la protección y búsqueda de soluciones duraderas, incluyendo el registro y la restitución de las tierras , para las personas desplazadas, así como con las comunidades en riesgo de desplazamiento. ACNUR en el país trabaja en pequeños proyectos que puedan atraer a otros agentes, fomentando así las alianzas y el fortalecimiento de las instituciones gubernamentales, organizaciones de desplazados y entidades locales.

 

Misión de Jesús Vázquez a Túnez

Publicado: 24 de Oct de 2011

El Embajador de Buena Voluntad de ACNUR, Jesús Vázquez, viajó a finales de octubre de 2011 a Túnez para conocer de primera mano la situación de los refugiados que todavía permanecen en el campo de Shousha, a la espera de ser reasentados en terceros países. Estas personas, procedentes de diversos países, huyeron de Libia cuando estalló el conflicto en aquel país a comienzos de 2011.