© ACNUR/M. J. Vega. Detalle de una de las identificaciones con las que contó cada participante. En ella se especificaba el origen, la edad y la situación de la persona que acababa de llegar al campo. Los jóvenes tuvieron que ponerse, de este modo, en la piel de los refugiados malienses.
Imagen 3 de 15