© ACNUR/A. Akad. Rima, una niña siria de cuatro años, vive con su familia en Nizip 2. Dice que le gustan los gatos y jugar con muñecas. “Hoy estoy muy contenta” confesó la niña.
Imagen 10 de 13