© ACNUR/B.Sokol. Omar Al Bashir, junto a sus hijos en el campo de refugiados de Mentao, sujeta su valioso reloj digital. Este curandero y profesor de Corán afirma que un líder tiene que asegurarse de que se respeta el tiempo. “El respeto al tiempo”, dice “me hace ser bueno en lo que hago y por lo tanto me hace ser un buen líder”. Él y su familia huyeron de Malí a principios de 2102 porque tenían miedo de convertirse en objetivo de las tropas que se estaban retirando.
Imagen 5 de 15