© ACNUR/B.Sokol. Abdou Ag Moussa, de 34 años, sentado junto a su familia en la moto que dice que le salvó la vida. La familia de Abdou huyó de su casa en Malí después de que raptaran a su madre y otras cuatro mujeres y las llevaran al desierto para allí matarlas a tiros. Cuando Abdou se enteró de lo que había pasado, esperó a que se hiciera de noche y escapó con su mujer y sus dos hijos rumbo al desierto. Volvió para enterrar a su madre unos días más tarde y después metió a su mujer y sus hijos en un coche mientras él y su padre lo siguieron en moto.
Imagen 8 de 15