© ACNUR/B.Sokol. Doud Ag Ahmidou, de 45 años, posa con su esposa y sus hijos en el campo de refugiados de Goudebou, en Burkina Faso. Huyeron de su casa en Malí después de que un pueblo vecino hubiese sido atacado y asesinaran a mucha gente. Lo más importante que Doud se llevó para el viaje fue la almohada tuareg que sujeta en su mano derecha. Dice que con la almohada tiene conexión directa con sus antepasados y que ésta les hizo el viaje más cómodo.
Imagen 12 de 15