© ACNUR/B.Sokol. Dula Ag Anaglif, de 36 años, posa con su familia para la foto cerca de su tienda en el campo de refugiados de Goudebou, en Burkina Faso. Ellos huyeron de Malí en coche después de que atacaran y casi mataran a su hermano. Dula dice que las alfombras de plástico fueron los artículos más importantes que se llevó con ella. Durante su viaje de tres días, durmieron sobre ellas y las usaron para protegerse de la intensidad del sol. Hoy, las alfombras cubren el suelo de su tienda, donde pasan las horas pensando en su hogar.
Imagen 13 de 15