© ACNUR/B.Heger. Algunas de las personas refugiadas en la iglesia de Bossangoa, donde ACNUR y sus socios están tratando de mejorar las duras condiciones.
Imagen 6 de 9