© ACNUR/E. Dorfman. Miriam, de 11 años (a la derecha), estaba desayunando en su casa en Siria cuando una bomba cayó en la cocina y mató a su madre. A ella la llevaron a casa de la familia de su hermano, a las afueras de Beirut, donde vive ahora con sus primos, su hermano y la mujer de éste.
Imagen 2 de 12