© ACNUR/O. Laban-Mattei. Una madre siria refugiada que vive en Amán, Jordania, muestra las heridas en el rostro de su hija pequeña después de que la golpeara un vecino.
Imagen 6 de 12