Ralia y Rahaf viven en las calles de Beirut. Son de Damasco, donde una granada mató a su madre y a su hermano. Las niñas y su padre duermen en la calle desde hace un año. Se apiñan juntos en sus cajas de cartón. Rahaf dice que tiene miedo de los ¨chicos malos,” lo que hace que Ralia se ponga a llorar. ©Magnus Wennman
Imagen 7 de 12