Cuando llega la medianoche Ahmed se queda dormido sobre la hierba. Los adultos aún están despiertos, formulando planes sobre cómo continuar su viaje a través de Hungría. Ahmed tiene seis años y lleva su propia mochila a cuestas durante los largos trayectos que su familia hace a pie. “Es valiente, y sólo llora a veces por las tardes”, dice su tío, quien se ha hecho cargo de Ahmed desde que su padre fuera asesinado en su natal Deir ez-Zor, en el norte de Siria. ©Magnus Wennman
Imagen 9 de 12