© ACNUR. B. Sokol. Un niño sirio juega con un columpio en la zona de juegos establecida en el campo de refugiados de Adiyaman. Los servicios proporcionados en el campo se dirigen tanto a las necesidades físicas de los refugiados como a las psicológicas.
Imagen 7 de 18