Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Historias con rostro Un refugiado sirio huye a Colombia para escapar de la violencia en su país de origen

Un refugiado sirio huye a Colombia para escapar de la violencia en su país de origen Imprimir

© ACNUR. Ahmed, refugiado sirio, va de compras en Colombia. Ha pedido que su identidad no sea revelada.
© ACNUR. Ahmed, refugiado sirio, va de compras en Colombia. Ha pedido que su identidad no sea revelada.
BOGOTÁ, Colombia, 24 de junio de 2013 (ACNUR/UNHCR) – Millones de sirios se han convertido en desplazados internos a causa de la guerra, otros han huido al extranjero, pero pocos se han marchado tan lejos para escapar de la violencia como lo ha hecho Ahmed. Ahora es un refugiado en Bogotá y está aprendiendo español para poder adaptarse a la vida en Colombia.

Ahmed, de 25 años, llevaba una vida normal en Siria, donde tenía su trabajo, su casa y sus amigos, pero hace dos años, con el inicio de la Primavera Árabe en Siria, se unió a las protestas para pedir más libertad.

“Cuando surgió el movimiento no podía ser solamente un espectador, no podía ya permanecer más tiempo en silencio y participé en una manifestación pacífica pidiendo más libertad y más derechos” cuenta Ahmed.

Pero las protestas pacíficas se convirtieron en el conflicto armado que conocemos hoy. Al ver que sus amigos estaban en prisión o iban muriendo en una sociedad cada vez más desintegrada, decidió marcharse.

Más de 4,5 millones de sirios son desplazados internos y alrededor de 1,5 millones han buscado refugio fuera del país, principalmente en los Estados vecinos. Hay pocos casos como el de Ahmed.

Con la mochila a la espalda, cogió un taxi hasta la frontera con Líbano y cruzó desde Siria. En Beirut tomó un vuelo hasta llegar a Colombia en mayo de 2012.

Sin embargo, la vida en América Latina era más dura de lo que se había imaginado y tuvo que arreglárselas para poder sobrevivir con sus pocos ingresos. Fue en esta época tan difícil cuando Ahmed conoció a un sirio que cambió su vida. El hombre, que es traductor de ACNUR y trabaja también con colaboradores socio de ACNUR Pastoral Social durante las entrevistas con posibles refugiados, le explicó la importancia de obtener el estatuto de refugiado.

“Conseguí el estatuto de refugiado seis meses después de haber enviado la solicitud. Ahora no tengo que preocuparme por el visado nunca más” señala Ahmed.

Sin saber nada de español era difícil integrarse en una sociedad nueva, pero con la ayuda de Pastoral Social y de ACNUR Ahmed está aprendiendo español para poder encontrar trabajo y ser más independiente. Recibe un salario mínimo de 500.000 pesos colombianos al mes (250 dólares), de los cuales destina el 60% al alquiler y el resto para manutención y transporte.

Ahmed mantiene el contacto con su familia a través de Internet, pero incluso a esa distancia tiene que tener cuidado porque como salió de manera ilegal del país, puede poner en peligro a su familia. No sabe si sus amigos siguen vivos.

“Los medios no informan con exactitud sobre la situación en mi país y en la zona, pero puedo aseguraros que las condiciones de vida de toda mi gente son deplorables,” comentaba. “Estuve allí un tiempo ayudando, pues trabajé como voluntario para una ONG y vi cosas inimaginables”.

“La gente no se puede mover, no puede circular, no tiene acceso a medicinas o comida y los controles son cada vez más restrictivos, sobre todo en la frontera,” añadía.

Ahmed quiere que la comunidad internacional haga más por ayudar a todos los sirios desplazados y sueña con volver a su hogar un día, a un país diferente y más libre del que dejó. Pero dice que nadie puede saber cuándo terminará el conflicto.

“Si Siria sigue de esta manera, estaremos perdiendo una generación que puede contribuir a construir un país nuevo”, decía Ahmed, que es uno de los jóvenes sirios bien formados que se han marchado a otros países donde sus cualificaciones son valoradas.

*El nombre ha sido cambiado por razones de protección.


> DONACIONES para la emergencia en Siria: web eacnur.org o 902 218 218 o mandando un SMS* con la palabra ACNUR al 28014.


*Donación íntegra de 1,20 euros para ACNUR. Válido para Movistar, Vodafone y Orange.


Comparte esta página con: