Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Historias con rostro Yusuf: de huir de Somalia y Yemen a la brigada voluntaria de bomberos de Alemania

Yusuf: de huir de Somalia y Yemen a la brigada voluntaria de bomberos de Alemania Imprimir

Yusuf, de 37 años, refugiado somalí y brigadista antifuego voluntario, con su uniforme, en la estación de bomberos de la ciudad de Fürstenwalde (este de Alemania). (© ACNUR/UNHCR/Christian Mang)
Yusuf, de 37 años, refugiado somalí y brigadista antifuego voluntario, con su uniforme, en la estación de bomberos de la ciudad de Fürstenwalde (este de Alemania). (© ACNUR/UNHCR/Christian Mang)
FURSTENWALDE, Alemania, 20 de diciembre de 2017 (ACNUR/UNHCR). En el parque de bomberos Fürstenwalde-Mitte, un joven voluntario revisa los engranajes de un gran camión de bomberos. Yusuf Abdirahim, solicitante de asilo de 37 años, sabe lo que está haciendo. Ha sido miembro de esta brigada durante casi todo el tiempo que ha estado en Alemania.

Como él, otos bomberos voluntarios acuden una vez a la semana a la estación de Fürstenwalde, una pequeña ciudad a una hora en coche de Berlín, para recibir entrenamiento. Ahora, un instructor llamado Sebastián le está pidiendo a cada uno que explique cómo se maneja el equipo.

Yusuf ha completado ya un curso básico de entrenamiento llamado 'Truppmann 1', pero antes de poder participar en su primera misión de rescate o de extinción de incendios, debe pasar aún más exámenes y mejorar su alemán. En situaciones de emergencia, saber cómo comunicarse efectivamente puede significar la diferencia entre la vida y la muerte.

"Cuando las personas necesitan ayuda... estoy en el lugar correcto para brindarla"

Sin embargo, ni el peligro ni la idea de ponerse al servicio de los demás le son ajenos.

Nacido en Somalia, huyó del conflicto a Yemen cuando solo tenía 11 años. Allí asistió a la escuela y fundó una familia antes de unirse a la Media Luna Roja de Yemen en 2011, para la cual distribuyó ayuda médica.

“Cuando las personas necesitan ayuda en un momento determinado y estoy en el lugar correcto para brindarla, me hace feliz”, dijo.

Yusuf se pone el uniforme en la estación de bomberos de Fürstenwalde (este de Alemania), en la que es voluntario. (© ACNUR/UNHCR/Christian Mang)
Yusuf se pone el uniforme en la estación de bomberos de Fürstenwalde (este de Alemania), en la que es voluntario. (© ACNUR/UNHCR/Christian Mang)
En 2014 Yusuf se vio obligado a huir de nuevo, esta vez para evitar ser reclutado por la fuerza para luchar en el conflicto de Yemen. Tras un largo viaje, llegó a Alemania en julio de 2015, pero su esposa y sus dos hijos siguen aún atrapados en Yemen.

Con su experiencia como voluntario, le pareció natural hacer algo similar en Alemania. Cuando su profesor de alemán le sugirió la idea de la brigada de bomberos voluntarios, no dudó en aprovechar la oportunidad. Yusuf tampoco es un hombre al que que le guste quedarse quieto, y el voluntariado le ha hecho bien: le plantea un reto y le ayuda a aliviar sus preocupaciones sobre su familia durante unas horas. Ahora, su alemán es mejor que su inglés y puede hablar tranquilamente con sus colegas.

Puede decirse que ya ha jugado un papel clave. El año pasado, el cuerpo de bomberos local recibía continuamente llamadas para acudir a centros para solicitantes de asilo en

Stahnsdorf y Oranienburg, porque los residentes activaban las alarmas de incendio por accidente. Yusuf les explicó en árabe y en somalí cómo funcionaba el sistema de alarma, y dónde estaban los puntos de reunión y las rutas de escape en caso de incendio. Su labor ha cundido tanto que, de hecho, el proyecto 'Ohne Blaulicht' (“Sin la luz azul”), organizado por la Asociación de Bomberos de Brandenburgo con fondos del gobierno, se expandirá a otros centros de acogida.

“Estamos agradecidos por su apoyo.”

Jörn Müller, jefe de bomberos en Fürstenwalde, se complace en dar la bienvenida a Yusuf y otros recién llegados a su brigada. “Estamos agradecidos por su apoyo”, agregó Hans-Ulrich Hengst, alcalde de Fürstenwalde.

Hartmut Ziebs, presidente de la Asociación Alemana de Bomberos, también es un firme defensor de los 3.000 bomberos refugiados de Alemania y el impacto positivo que han tenido, calificando estos esfuerzos de integración "importantes y significativos".

Yusuf escucha el plan de actuación para el equipo. Antes de su primera salida real, debe pasar algunos exámenes más y mejorar su alemán. (© ACNUR/UNHCR/Christian Mang)
Yusuf escucha el plan de actuación para el equipo. Antes de su primera salida real, debe pasar algunos exámenes más y mejorar su alemán. (© ACNUR/UNHCR/Christian Mang)
Las brigadas de bomberos voluntarias del país, con 1,1 millones de miembros, están profundamente enraizadas en la sociedad alemana, especialmente en el campo. Se prestan especialmente bien a formar vínculos entre los recién llegados y los locales, y son un lugar donde aprender alemán y hacer contactos, algo que puede ayudar a los recién llegados a encontrar trabajo y a alcanzar la independencia financiera.

Yusuf recibirá su nuevo uniforme de bombero, un robusto traje de protección de color arena con tiras rojas reflectantes, hecho a medida. El bombero a cargo de la asignación de uniformes agregó un casco y botas de seguridad al equipo de Yusuf, una inversión para los miembros de la brigada “que han demostrado su valía”, dijo sonriendo.


Comparte esta página con: