Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa El Alto Comisionado de ACNUR afirma que estamos ante crisis humanitarias mundiales sin precedentes

El Alto Comisionado de ACNUR afirma que estamos ante crisis humanitarias mundiales sin precedentes Imprimir

© ACNUR/J-M.Ferré. El Alto Comisionado de ACNUR, António Guterres, se dirige a los miembros del Comité Ejecutivo de ACNUR reunidos en el encuentro anual que se está llevando a cabo en Ginebra.
© ACNUR/J-M.Ferré. El Alto Comisionado de ACNUR, António Guterres, se dirige a los miembros del Comité Ejecutivo de ACNUR reunidos en el encuentro anual que se está llevando a cabo en Ginebra.
GINEBRA, Suiza, 1 de octubre (ACNUR/UNHCR) -  El jefe de la Agencia de la ONU para los Refugiados, António Guterres, ha advertido hoy de que ACNUR y otros actores humanitarios afrontan una presión mayor a causa de la combinación de grandes conflictos simultáneos y otros sin resolver.

En su discurso de apertura esta mañana de la reunión anual del Comité Ejecutivo de ACNUR, Guterres ha dicho que la Agencia de la ONU para los Refugiados está haciendo frente a crisis de refugiados sin precedentes en la historia reciente, ya que se están produciendo emergencia simultáneas en Siria, Malí, Sudán, Sudán del Sur y la República Democrática del Congo (RDC).

“Ya en 2011, cuando se desataron las crisis, más de 800.000 personas cruzaron fronteras en busca de refugio, una media de 2.000 refugiados al día. Y esto era más que lo vivido en cualquier momento en la década pasada” afirmó. “Y en lo que llevamos de año, más de 700.000 personas han huido de RDC, Malí, Sudán y Siria”.

Guterres afirmó que la capacidad de ACNUR para ayudar a los desplazados forzosos del mundo ha sido “puesta a prueba de forma radical” por la rapidez con la que han surgido nuevas crisis. Alabó a los países que han mantenido sus fronteras abiertas para las personas que huyen de los conflictos y agradeció a los donantes el continuo apoyo ofrecido, especialmente en estos momentos de dificultad económica.

Sin embargo, el Alto Comisionado también advirtió de que los costes de ofrecer asistencia a los más de 42 millones de desplazados forzosos del mundo están aumentando rápidamente, ya que las situaciones de desplazamiento de larga duración, como es el caso de Afganistán o Somalia, continúan.

“Estamos en un momento en que las demandas para ACNUR están aumentando mientras nuestros medios para responderlas se han mantenido en los niveles del año pasado. Nuestras operaciones en África concretamente no están recibiendo los fondos suficientes” dijo. “En este momento no podemos afrontar necesidades imprevistas. No hay reservas disponibles. En el marco actual de acontecimientos impredecibles esto nos provoca una gran preocupación”.

Guterres dijo que para mejorar la situación ACNUR ha iniciado nuevos esfuerzos para mejorar su eficiencia, entre ellos reducir la adquisición de materiales no esenciales y reforzar el control en las reposiciones de sus almacenes. Además, dijo que ACNUR, que depende de contribuciones voluntarias, está buscando financiación de fuentes no tradicionales, como por ejemplo el sector privado.

Guterres, que ha sido Alto Comisionado de ACNUR desde 2005, afirmó que se necesita apoyo constante para aquellas naciones que acogen las mayores poblaciones de refugiados, sobre todo en los países en desarrollo. También habló de la importancia para ACNUR de establecer vínculos con otros actores humanitarios, entre ellos las ONG locales, en países y regiones con grandes masas de población desplazada.

El Alto Comisionado dijo que, mientras que poner fin a los conflictos requiere de soluciones políticas, los actores humanitarios también pueden hacer más por mejorar las perspectivas de paz, como por ejemplo a través de la sensibilización, invirtiendo en medios de subsistencia, educación y otras actividades que permitan mejorar la confianza en sí mismas de las poblaciones de refugiados.

“La mayoría de las personas que abandonaron Costa de Marfil el año pasado ya han regresado a sus hogares. En Myanmar espero que los avances positivos faciliten el camino para poner fin al sufrimiento de cientos de miles de refugiados en Tailandia y otros países de la zona” dijo. “Y también confío que el año que viene sea un año de oportunidades para los somalíes, lo que nos permitiría potenciar posibles soluciones de una manera que nunca había sido posible en el pasado."

Constituido actualmente por 87 miembros, el Comité Ejecutivo de ACNUR se reúne en Ginebra anualmente para revisar y aprobar los programas y el presupuesto de la organización, asesorar sobre cuestiones de protección internacional y discutir sobre una amplia variedad de temas entre ACNUR y sus socios intergubernamentales y no gubernamentales.

La reunion de este año está presidida por el Representante Permanente de Suecia en la ONU, el Embajador Jan Knutsson, y tendrá lugar desde hoy y hasta el 5 de octubre. Se espera tratar diversos temas, entre ellos las nuevas necesidades de protección de refugiados y desplazados internos y la situación de millones de apátridas en el mundo. Guterres mencionó los progresos de 2011 para aumentar el número de Estados que han accedido a las principales Convenciones sobre Apatridia y pidió a los Estados que trabajen para poner fin a la apatridia en la próxima década.

Para los desplazados del mundo pidió al Comité Ejecutivo hacer incluso más:

“Vivimos en tiempos peligrosos, en un mundo impredecible. Cada vez más personas se están viendo obligadas a desplazarse en busca de refugio” dijo. “Pido a los miembros del Comité Ejecutivo su compromiso colectivo para hacer frente a su sufrimiento y al de todos aquellos que se encuentran desplazados de sus hogares y comunidades a medida que las crisis de hoy y de mañana siguen desatándose”.

> Discurso de apertura del Alto Comisionado en la 63 Reunión Anual del Comité Ejecutivo de ACNUR. [en inglés]


Comparte esta página con: