Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa La responsable de protección de ACNUR pide un paso seguro para sirios desarraigados

La responsable de protección de ACNUR pide un paso seguro para sirios desarraigados Imprimir

 

© ACNUR/B.Sokol. La oficial de protección Erika Feller visitó el campo de Za'atri, donde ya están en marcha los preparativos para el invierno. Estos hombres cargan con estructuras de metal que servirán para cubrir una zona de cocinas.
© ACNUR/B.Sokol. La oficial de protección Erika Feller visitó el campo de Za'atri, donde ya están en marcha los preparativos para el invierno. Estos hombres cargan con estructuras de metal que servirán para cubrir una zona de cocinas.
GINEBRA, Suiza, 4 de diciembre (ACNUR/UNHCR) – La Asistente del Alto Comisionado para la Protección, Erika Feller, visitó ayer a los refugiados en el campo de Za’atri en Jordania y destacó que los civiles inocentes son las principales víctimas del conflicto actual en Siria.

En su segunda misión a la región en menos de un mes, Erika Feller se reunió con refugiados que recientemente habían conseguido llegar a salvo a Jordania. Muchas eran personas ancianas, entre ellas una mujer que hacía poco tiempo se había sometido a una cirugía a corazón abierto. Muchas de estas personas estaban visiblemente traumatizadas.

Erika Feller indicó que el conflicto estaba afectando de forma desproporcionada a los civiles -al menos a 2,5 millones de personas en Siria- e hizo un llamamiento a ambas partes para que garanticen que aquellos que han tenido que huir de sus hogares en todo el país puedan llegar a un lugar seguro. En algunas zonas, la inseguridad ha llegado a las fronteras del país, haciendo que sea especialmente arriesgado escapar hacia los Estados vecinos.

La máxima responsable de ACNUR en materia de protección de refugiados, Erika Feller, visitó las instalaciones de recepción en Za’atri por las que han pasado más de 60.000 refugiados sirios desde su apertura hace cuatro meses. Muchas de estas personas ya se han trasladado a otros lugares, algunas a vivir con las comunidades locales, mientras que otras han regresado a Siria. Za’atri actualmente acoge a unos 32.000 refugiados.

Los preparativos para el invierno están muy avanzados en el campamento, donde las temperaturas durante la noche están descendiendo a 1°C. Se están reforzando las tiendas de campaña y mejorando su aislamiento para protegerlas frente a las inclemencias meteorológicas añadiendo porches donde se están montando calefactores de gas. Se están distribuyendo unas 30.000 mantas térmicas, junto con ropa de abrigo.

También se está construyendo un sistema de drenaje para las lluvias y se está extendiendo una capa de grava en todo el campamento para canalizar el agua lejos de los refugios e impedir que se acumule barro y agua estancada. Adicionalmente, se han instalado más de 1.300 refugios prefabricados para las familias más vulnerables y se espera montar otros 1.300 en las próximas tres semanas.

Mientras prosiguen estos trabajos, se ha estado difundiendo información errónea, según la cual varios niños refugiados habrían fallecido en el campamento a causa del frío. Esta información es incorrecta. Desde el 23 de noviembre, se han producido cuatro muertes infantiles por problemas de salud, pero no a causa de las condiciones climatológicas. Los informes médicos indican que dos de los niños fallecidos tenían defectos congénitos, uno en el esófago y otro en el corazón. Otros dos niños murieron como resultado de una diarrea grave. ACNUR expresa su más sincero pésame a los padres, familiares y a  la comunidad de Za’atri. Se trata de una situación absolutamente desgarradora tanto para ACNUR como para sus socios, que trabajan día y noche en el campamento para intentar ayudar a aquellos que ya han sufrido demasiado.

ESTADÍSTICAS

En toda la región, el número de sirios registrados o a la espera de ser inscritos es de 475.280 personas. Esta cifra incluye a 138.889 refugiados sirios en Jordania, 133.895 en el Líbano, 130.449 en Turquía, 60.307 en Irak y 11.740 en el norte de África.

Además, los gobiernos de la región estiman que hay cientos de miles de sirios que aún no han acudido a registrarse, incluyendo 150.000 en Egipto, 100.000 en Jordania, 70.000 en Turquía, y decenas de miles de personas en el Líbano. ACNUR prevé que otras muchas personas puedan acudir a registrase a lo largo de los próximos meses, a medida que vayan mermando sus recursos.

> Donaciones para la emergencia en Siria: www.eacnur.org

 


Comparte esta página con: