Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa El equipo de evaluación de ACNUR en Siria descubre graves necesidades humanitarias en Homs

El equipo de evaluación de ACNUR en Siria descubre graves necesidades humanitarias en Homs Imprimir

© ACNUR/S.Malkawi. Refugiados sirios en el valle de Bekaa, en Líbano.
© ACNUR/S.Malkawi. Refugiados sirios en el valle de Bekaa, en Líbano.
GINEBRA, Suiza, 30 de noviembre (ACNUR/UNHCR) - Un equipo de ACNUR en Siria regresó anoche a Damasco tras dos días de misión de evaluación en Homs e informó de que miles de personas desplazadas viven en refugios comunitarios sin calefacción. La mitad de los hospitales de la ciudad no están operativos y hay importante escasez de suministros básicos, desde medicinas a mantas, pasando por ropa de abrigo y zapatos para los niños.

El equipo, encabezado por el Representante de ACNUR en Siria, Tarik Kurdi, informó de que el socio de la Agencia de la ONU para los Refugiados, la Media Luna Roja Árabe Siria (SARC, por sus siglas en inglés), había registrado hasta el momento a 250.000 desplazados tanto en la ciudad como en sus alrededores.

Durante su misión, el equipo se reunió con sus contrapartes de SARC e informó a los oficiales locales sobre las operaciones de ACNUR en la zona, incluyendo el abastecimiento de suministros de materiales no alimentarios. El equipo de evaluación también estaba integrado por el coordinador en materia de cobijo y refugio de ACNUR en Siria, con el objetivo de analizar la viabilidad de participar en la rehabilitación de viviendas.

ACNUR, que tiene más de 350 trabajadores en cinco ubicaciones en Siria, lleva presente en la ciudad desde mediados de noviembre, donde ha estado prestando asistencia a través de SARC desde junio. El equipo visitó dos edificios comunitarios, que albergan respectivamente a 70 familias (400 personas) y a 400 familias (2.300 personas), constituyendo los mayores refugios comunitarios en Homs. En la ciudad se han formado redes de solidaridad locales que están ofreciendo ayuda de forma muy organizada a los residentes locales, aunque las necesidades son apremiantes.

Muchos niños no han ido a la escuela durante los últimos 18 meses. Algunos hospitales de la ciudad se han convertido en refugios comunitarios y el 60 por ciento de los médicos de Homs se han ido, al igual que otros miembros del personal médico. Hay una grave escasez de medicinas y material médico.

Con la llegada del frío, se están utilizando las lonas plásticas para cubrir los espacios de las puertas y ventanas que faltan en los centros colectivos, así como para dividir habitaciones. Ninguno de los edificios tenía calefacción y faltan mantas, ropa de abrigo y zapatos para los niños.

Durante la misión, llegaron a Homs nueve camiones de ACNUR con material de asistencia urgente para el invierno: 6.000 edredones, 12.000 esteras para dormir, 13.000 mantas de invierno, 1.000 colchones y 6.000 cajas de compresas. Está programado el envío de más cargamentos humanitarios en los próximos días para completar el envío de ayuda para unos 3.000 hogares (15.000 personas). Hasta la fecha, ACNUR ha distribuido paquetes de ayuda a 5.000 familias desplazadas en Homs.

La intención de la Agencia de la ONU para los Refugiados es aumentar la respuesta de cara al invierno con envíos adicionales de mantas gruesas, edredones y colchones. En Homs ACNUR también está identificando nuevos socios humanitarios para expandir las redes de distribución local. Además, se han concluido acuerdos con socios para la rehabilitación de unos 40 refugios comunitarios en todo el país.

Líbano

En el Líbano, ACNUR está trabajando con un comité inter-ministerial recientemente formado para coordinar mejor los esfuerzos para ayudar a los refugiados sirios y a las comunidades libanesas afectadas. El gobierno de Líbano está trabajando con ACNUR para reanudar el registro conjunto a través del Ministerio de Asuntos Sociales (MOSA). ACNUR, MOSA, la Comisión Superior de Socorro y otros socios también están trabajando para mejorar los procedimientos de identificación de refugiados y para armonizar los criterios utilizados para la determinación de las personas que necesitan ayuda. Cerca de 7.000 refugiados se registraron la semana pasada con ACNUR en Beirut, en el norte del Líbano, Bekaa y el sur del Líbano, elevando el número total de personas que reciben asistencia de ACNUR y las agencias socias en el país a 133.349.

Los trabajos de preparación para el invierno siguen siendo una prioridad ahora que las temperaturas han caído en algunas áreas de Bekaa y el norte del Líbano. Durante el mes de noviembre, ACNUR, el PMA y otros socios han distribuido vales de comida, mantas, colchones, alfombras, calefactores y, más recientemente, cupones de combustible a unos 50.000 refugiados que se necesitaban con urgencia.

También prosiguen las labores de renovación de diversos edificios sin terminar y refugios colectivos para acoger a refugiados, así como con la entrega de dinero en metálico para que éstos puedan alquilar una vivienda. Continúa la distribución de colchones, mantas y artículos del hogar. En el Líbano, todos los refugiados viven en ciudades, no en campamentos.

Jordania

ACNUR sigue recibiendo informaciones por parte de los refugiados sirios que llegan a Jordania, quienes indican que han sido objeto de ataques mientras se dirigían a la frontera. La Agencia de la ONU para los Refugiados insta a todas las partes a garantizar un paso seguro de los civiles. Los refugiados citan como razones de su huida de Siria la violencia generalizada, las amenazas individualizadas contra su persona o su familia, y el cese del funcionamiento de los servicios básicos. Los hospitales jordanos reciben a diario refugiados heridos.

Este peligroso viaje es especialmente duro para las mujeres y niños, quienes según el personal de ACNUR llegan visiblemente traumatizados. También emprenden este peligroso periplo desde Siria mujeres que aún se están recuperando del parto. Según algunas informaciones, habría mujeres que se habrían inducido el parto de manera prematura justo antes de iniciar la huida. La pasada noche llegó una mujer con un niño de tan solo doce días. En días previos, ACNUR recibió a varias familias con bebés de menos de un mes. Muchas familias están optando por sedar a los niños durante el viaje, dicen que para se mantengan calmados y en silencio.

También en Jordania, los medios informan de matrimonios de menores de edad, en los que estarían involucradas niñas sirias. La Agencia de la ONU para los Refugiados está al tanto de este fenómeno y trabaja con sus socios para sensibilizar a las familias refugiadas, líderes religiosos y otras personas. Si bien ACNUR es consciente de que están teniendo lugar dichos matrimonios, por el momento no puede indicar cifras. La ley jordana prohíbe el matrimonio de aquellos que tienen 18 años o menos.

Se está llevando a cabo una evaluación inter-agencial para determinar el alcance del problema e identificar futuras intervenciones. ACNUR está elaborando una serie de anuncios que esperamos aparezcan pronto en la televisión nacional jordana y que tratan el tema del matrimonio precoz.

Por otra parte, prosiguen los trabajos de preparación frente al invierno en el campamento de refugiados de Za’atri, situado al norte de Amman. Se han distribuido más de 1.500 tiendas “porche” para proveer de espacio adicional para los calefactores de gas y para dar mayor protección frente a los elementos a aquellos que viven en las tiendas de campaña.

Estadísticas

En toda la región, el número de refugiados sirios registrados o a la espera de ser registrados se eleva ahora a más de 465.000 personas.

El número de refugiados en los países limítrofes a Siria y en el Norte de África son: Jordania, 137.998 refugiados sirios; el Líbano, 133.349; Turquía, 123.747; Irak, 60.307; y el Norte de África, 9.734.

Además, las autoridades estiman que hay decenas de miles de sirios en toda la región que todavía no se han registrado para recibir asistencia, incluyendo hasta 150.000 sirios en Egipto; 100.000 en Jordania; entre 60.000 y 70.000 en Turquía; y decenas de miles en el Líbano. A medida que el conflicto continúe y los ciudadanos sirios refugiados en países vecinos se queden sin dinero y recursos, se espera que se registren más personas para solicitar ayuda.

> Donaciones para la emergencia en Siria: www.eacnur.org


Comparte esta página con: