Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR alerta sobre las deficiencias del centro de tramitación de solicitudes de asilo de Nauru

ACNUR alerta sobre las deficiencias del centro de tramitación de solicitudes de asilo de Nauru Imprimir

© REUTERS/Autoridad australiana de seguridad marítima. Muchos de los solicitantes de asilo en Australia emprenden peligrosas travesías por mar para llegar a territorio australiano. Algunos esperan la tramitación de su solicitud de asilo en el centro regional de Nauru, que constituye el objeto del nuevo informe de ACNUR.
© REUTERS/Autoridad australiana de seguridad marítima. Muchos de los solicitantes de asilo en Australia emprenden peligrosas travesías por mar para llegar a territorio australiano. Algunos esperan la tramitación de su solicitud de asilo en el centro regional de Nauru, que constituye el objeto del nuevo informe de ACNUR.
CANBERRA, Australia, 14 de diciembre (ACNUR/UNHCR) – Un informe de la Agencia de la ONU para los Refugiados publicado el viernes se felicita por los esfuerzos llevados a cabo para mejorar el centro regional de Nauru, utilizado por Australia para tramitar las solicitudes de asilo, aunque señala que las instalaciones aún no cumplen con los estándares internacionales en materia de protección.
El informe fue realizado por un equipo de supervisión que visitó del 3 al 5 de diciembre el centro en el pequeño país insular del Pacífico Sur. El equipo descubrió que las condiciones de alojamiento eran duras, que el marco legal era deficiente y que la capacidad administrativa para evaluar las solicitudes de los refugiados era insuficiente.

El equipo se reunió con las autoridades de Nauru para recordarles las obligaciones de su país en virtud de la Convención de 1951 relativa al Estatuto de los Refugiados. También visitaron el centro regional de tramitación de solicitudes para revisar las condiciones de recepción, y pudieron entrevistarse con solicitantes de asilo, proveedores de servicios y funcionarios del Departamento Australiano de Inmigración y Ciudadanía (DIAC).

"ACNUR ha constatado una falta de claridad de los roles legales y operacionales, así como de las responsabilidades de los dos Estados parte en este acuerdo de transferencia de competencias", dijo Adrian Edwards, portavoz de ACNUR.

"A pesar del fuerte compromiso y trabajo de los funcionarios de Australia y Nauru, incluyendo el desarrollo de un marco jurídico para examinar las peticiones de asilo por parte del gobierno de Nauru, todavía hay mucho por hacer para establecer un sistema funcional de determinación del estatuto de refugiado”, destacó.

El portavoz de ACNUR declaró que la actual falta de claridad y eficacia de los procedimientos para solicitantes de asilo podrían no ser coherentes con el propósito de la transferencia de competencias, concretamente con el objetivo de llevar a cabo una tramitación  justa, humana y rápida de las solicitudes.

El equipo de ACNUR describió las condiciones en el centro de detención cerrado y congestionado como muy duras, con poca sombra natural para protegerse del calor durante el día. Estas condiciones se ven agravadas por el ruido y el polvo ligado a la construcción de un centro permanente. El equipo también observó que muchos solicitantes de asilo transferidos que padecían traumas preexistentes, algunos de ellos siendo víctimas de torturas.

"Esto plantea varios interrogantes tanto en términos de salud sobre la capacidad de Nauru para responder a este tipo de necesidades específicas, así como sobre la eficacia misma de las evaluaciones pre-traslado efectuadas por las autoridades australianas antes de la selección y traslado", precisó Adrian Edwards.

ACNUR teme que la actual incertidumbre sobre las responsabilidades en las diferentes etapas del procedimiento, así como los retrasos en la puesta en marcha de dicho proceso tengan consecuencias reales y perjudiciales en la salud mental y física de los solicitantes de asilo transferidos desde Australia a Nauru. A menos que estos problemas se resuelvan de inmediato, es probable que esta situación se vea agravada por las insatisfactorias condiciones de recepción en el centro en el marco de las instalaciones de detención del centro de procesamiento de Nauru.

Entre las principales recomendaciones del informe de ACNUR se encuentra la necesidad de ofrecer una información más amplia y clara a los solicitantes de asilo sobre su situación, así como asesoramiento jurídico en las diferentes fases del procedimiento, sobre el marco legal y el calendario conforme a las normas internacionales. A los solicitantes de asilo igualmente se les debería proveer un alojamiento adecuado. El marco legal, las normas y los procedimientos de determinación del estatuto de refugiado de los solicitantes de asilo transferidos a Nauru deberían ser elaborados con urgencia. El informe también pide una revisión de las evaluaciones de pre-transferencia en Australia, para asegurar que se tenga en cuenta la vulnerabilidad de las personas que puedan haber sufrido torturas o traumas.

ACNUR no es signatario del acuerdo bilateral entre Australia y Nauru relativo a la tramitación de las solicitantes de asilo. La Agencia de la ONU para los Refugiados siempre ha abogado por un procedimiento que permita que las peticiones de asilo de las personas que lleguen en barco a territorio australiano sean analizadas en Australia. Esto sería conforme a la práctica general.

Aun así, ACNUR continuará cumpliendo su papel de supervisión y asesoramientoen el marco de la Convención relativa al Estatuto de los Refugiados y sigue comprometido a apoyar a las autoridades de Nauru para reforzar su capacidad de proteger a los solicitantes de asilo y los refugiados.

Los primeros traslados de solicitantes de asilo desde Australia a Nauru tuvieron lugar a mediados de septiembre. Hasta la fecha, más de 400 personas han sido transferidas. Entre enero y octubre de este año, 12.279 personas solicitaron asilo en Australia.

El informe (en inglés) puede consultarse aquí.


Comparte esta página con: