Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa El jefe de ACNUR alerta del riesgo de que la crisis en Siria se vuelva incontrolable

El jefe de ACNUR alerta del riesgo de que la crisis en Siria se vuelva incontrolable Imprimir

© ACNUR/N.Daoud. Un grupo de refugiados sirios cruza a Jordania a comienzos de este mes. El Alto Comisionado, António Guterres, ha dicho al Consejo de Seguridad de la ONU que Siria se enfrenta a un momento clave.
© ACNUR/N.Daoud. Un grupo de refugiados sirios cruza a Jordania a comienzos de este mes. El Alto Comisionado, António Guterres, ha dicho al Consejo de Seguridad de la ONU que Siria se enfrenta a un momento clave.
NUEVA YORK, Estados Unidos, 27 de febrero de 2013 (ACNUR/UNHCR) – El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres, advirtió el miércoles que se acerca el “momento de la verdad” en Siria y que la comunidad internacional no debe permitir que la situación se deteriore aún más.

Teniendo en cuenta el riesgo de que el conflicto en Siria se expanda por la región, el Alto Comisionado dijo al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en Nueva York que “lo que está pasando hoy en Siria corre el riesgo de convertirse rápidamente en un desastre que podría sobrepasar la capacidad de respuesta internacional, en lo que a política, seguridad y respuesta humanitaria se refiere”.

Guterres enfatizó: “No se debe permitir que esto ocurra”.

Describiendo la situación actual que afronta Siria como “el momento de la verdad”, el Alto Comisionado dijo: “La situación humanitaria es más dramática de lo que podemos describir. La crisis de refugiados se está acelerando a un ritmo vertiginoso, mes a mes”.

El responsable de la Agencia de la ONU para los Refugiados, que está llevando a cabo una operación masiva de asistencia a refugiados en los países vecinos y a desplazados internos en Siria, añadió que en abril de 2012, un año después de que comenzara el conflicto, sólo había 33.000 refugiados registrados en la región.

“A fecha del lunes hemos registrado, o dado cita para el registro, a 940.000 sirios en Oriente Medio y el norte de África” dijo, añadiendo que desde comienzos de enero, más de 40.000 personas han huido de Siria cada semana.

Guterres informó que aunque las cifras eran “impresionantes”, no describen el sufrimiento, sobre todo dentro de Siria, de unos 2 millones de personas desplazadas internas y más de 4 millones de afectadas por el conflicto. “Tampoco debemos olvidar al medio millón de refugiados palestinos en Siria también afectados por el conflicto” recordó.

Destacando que tres cuartas partes de los refugiados eran mujeres y niños, el Alto Comisionado dijo que muchos habían perdido a parientes y la mayoría han también sus hogares, pertenencias y medios de vida.

“Los niños están pagando el precio más alto” recalcó. “las vidas de miles de jóvenes han quedado destruidas por este conflicto y la generación futura de todo un país quedará marcada por la violencia y el trauma durante muchos años”.

Guterres recordó a los 15 miembros del Consejo de Seguridad que países de acogida como Jordania, el Líbano, Turquía e Irak estaban pagando un alto precio económico y social por su generosidad y espíritu humanitario.

“Los países de asilo han sido muy generosos y han mantenido sus fronteras abiertas, pero su capacidad de acogida está bajo mucha presión” dijo el Alto Comisionado, que señaló que el Líbano ha visto crecer su población de unos 4 millones de habitantes un 10% debido a este flujo de refugiados.

“La solidaridad internacional en apoyo a los países de acogida debe reforzarse urgentemente. Esto no es una cuestión de generosidad si no de interés propio” insistió. “Ayudarles a afrontar las consecuencias de una crisis de refugiados es esencial, así como preservar su estabilidad social y económica por el interés de todos”.

Guterres concluyó que era probable que la situación en Siria se deteriore aún más. Si se cumplen las peores de las previsiones, la comunidad internacional tendría que aumentar su respuesta humanitaria. “tendría que estar preparada también para hacer frente a consecuencias impredecibles si la situación en Siria estalla”.

Es por este motivo por lo que, según subrayó Guterres, la comunidad internacional no debe permitir que la crisis en Siria, y otras que perduran en regiones próximas, arrastren a toda la región y desborden la capacidad de respuesta humanitaria.

El Alto Comisionado realizará otra misión a la zona entre el 10 y el 15 de marzo, viajando a Turquía, Jordania y el Líbano.

Discurso completo del Alto Comisionado (en inglés)

> Donaciones para la emergencia en Siria: www.eacnur.org


Comparte esta página con: