Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR advierte del coste humanitario del conflicto sirio, especialmente en los desplazados

ACNUR advierte del coste humanitario del conflicto sirio, especialmente en los desplazados Imprimir

© UN Photo/J-M Ferré. La Asistente del Alto Comisionado para la Protección, Erika Feller, pronunció un discurso ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas acerca de la extrema situación humanitaria en Siria.
© UN Photo/J-M Ferré. La Asistente del Alto Comisionado para la Protección, Erika Feller, pronunció un discurso ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas acerca de la extrema situación humanitaria en Siria.
GINEBRA, Suiza, 27 de Febrero (ACNUR/UNHCR)- La principal responsable de protección de la Agencia de la ONU para los Refugiados ha advertido acerca del enorme impacto humanitario de la crisis de Siria, especialmente sobre los civiles desplazados, quienes se enfrentan a amenazas como la violencia de género.

“Este desplazamiento no se reduce únicamente a la pérdida de los hogares y de la estabilidad económica. También va acompañado, para muchos, de delitos por motivos de género, de la victimización deliberada de mujeres y niños, y de una escalofriante serie de violaciones de la dignidad humana”, dijo la Asistente del Alto Comisionado para la Protección, Erika Feller, durante un discurso ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra el martes.

Los informes revelan que el conflicto en Siria está cada vez más marcado por la violación y la violencia sexual empleadas como arma de guerra para intimidar a las partes en el conflicto, destruyendo la identidad, la dignidad y el tejido social de las familias y de las comunidades”, añadió durante la reunión de los 47 miembros del Consejo de Derechos Humanos, una organización intergubernamental.

Erika Feller declaró que estos crímenes a menudo son perpetrados en lugares públicos como los puestos de control en las carreteras, lo que se suma a la humillación y al estrés sufrido por las personas que están siendo desplazadas.

Según ACNUR, más de 920.000 personas han huido a países vecinos y 2 millones han sido desplazadas en el interior de Siria desde que comenzó el conflicto hace casi dos años. Además, más de 4 millones de personas necesitan asistencia humanitaria.

La Asistente del Alto Comisionado dijo que las víctimas infantiles “se están convirtiendo en un rasgo característico del conflicto sirio”,  subrayando el sometimiento de los niños a un elevado riesgo de violencia. Asimismo añadió que “los informes de torturas y muertes de niños detenidos, o sobre abusos sexuales tanto a niños como a niñas, son especialmente espeluznantes”. Erika Feller dijo al Consejo que los abusos a los cuales los menores se ven expuestos “les persiguen ahora durante la huida, por ejemplo, en forma de matrimonio forzoso precoz en los campos de refugiados”.

Feller también recalcó que el apoyo a las víctimas es a menudo inadecuado y el acceso a la justicia muy limitado, lo que aumenta la impunidad para los autores.

Ella instó al Consejo a examinar activamente estas violaciones y abogar por la protección de mujeres y niños entre todas las partes implicadas en el conflicto. El Consejo debería también asegurar que las discusiones de paz prevén la inclusión de las mujeres y que presten la atención necesaria a las víctimas y supervivientes.

Erika Feller también advirtió de que la población refugiada aumenta a un ritmo sin precedentes, ejerciendo una enorme presión sobre los países vecinos que tratan de hacer frente a la llegada de estas personas.

“Los Estados de acogida, incluidos Jordania, el Líbano, Turquía, Irak, Egipto y los países del Norte de África, están siendo ejemplares cada uno a su manera, pero tememos que la presión empiece a desbordar sus capacidades”, dijo. “Los recursos disponibles no son suficientes, y la tasa entrante es demasiado lenta. Es necesario realizar una reflexión urgente sobre las herramientas para distribuir la carga, ya sea cerca o lejos”.

Feller también llamó la atención sobre la situación de millones de personas apátridas en el mundo, “los máximos olvidados, sin una identidad nacional ni personalidad jurídica”.

Asimismo indicó que, a pesar de la campaña de ACNUR en el plano jurídico y político, la apatridia merece una mayor relevancia en la agenda internacional. Sin embargo, también dijo que había habido algunos signos alentadores y elogió al Consejo de Derechos Humanos por su papel en la sensibilización sobre este problema.

“ACNUR considera que el Consejo podría jugar un papel clave poniendo énfasis en la resolución de las numerosas situaciones prolongadas de apatridia en el mundo”, añadió. “Las situaciones sin resolver están engrosando la cifra de refugiados ya que las personas afectadas, como por ejemplo los musulmanes del estado de Rakhine, en Myanmar, buscan protección fuera de sus países de residencia por todos los medios, incluidas las embarcaciones no aptas para la navegación en las cuales muchos de ellos están perdiendo la vida”.

Según los medios y otras fuentes, cerca de 500 personas, la mayoría de la etnia rohingya de Myanmar, perecieron en el mar durante 2012 después de que sus barcas se rompieran o naufragaran, lo que convierte al océano Índico una de las regiones del mundo más mortíferas para las personas que huyen de sus países en barco o que son víctimas de la trata de personas por parte de traficantes.

El Consejo de la ONU para los Derechos Humanos se estableció en 2006 para reforzar la promoción y la protección de los derechos humanos en todo el mundo, así como para hacer frente a las situaciones de violación de los derechos humanos y hacer recomendaciones sobre el tema. Tiene la capacidad para discutir todas las cuestiones y situaciones sobre derechos humanos que requieren atención durante el año.

Algunas partes de este artículo han sido proporcionadas por el Centro de Noticias de la ONU.

Texto completo del discurso de la Sra. Erika Feller en inglés: http://www.unhcr.org/512e2c4c9.html


Comparte esta página con: