Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa Guterres advierte de las graves consecuencias por la falta de fondos para los refugiados sirios

Guterres advierte de las graves consecuencias por la falta de fondos para los refugiados sirios Imprimir

© ACNUR/M.Fleming. El Alto Comisionado para los Refugiados, António Guterres, se reunió con refugiados sirios que viven cerca de Ketermaya, al sur del Líbano.
© ACNUR/M.Fleming. El Alto Comisionado para los Refugiados, António Guterres, se reunió con refugiados sirios que viven cerca de Ketermaya, al sur del Líbano.
GINEBRA, Suiza, 15 de marzo de 2013 (ACNUR/UNHCR) – El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres, reiteró hoy su llamamiento a los gobiernos para que aporten fondos especiales para apoyar a los refugiados sirios y a los países que los acogen. Advirtió de que, a menos que lleguen fondos rápidamente, podría dejar de darse apoyo urgente para las personas que lo necesitan con urgencia y que la región podría volverse inestable.

En declaraciones ante la prensa en Beirut, en el segundo aniversario del comienzo del conflicto sirio, Guterres dijo que la escalada de violencia y el nivel de sufrimiento humano en Siria era “impresionante” y que “el impacto en la región no ha tenido precedentes en las últimas décadas”.

El Alto Comisionado dijo que hay una laguna cada vez mayor entre las necesidades y los recursos disponibles para apoyar a las víctimas sirias. “No hay forma de llenar un vacío de esta magnitud con los actuales presupuestos humanitarios. Estamos siendo testigos no sólo de una tragedia humanitaria, sino también de una amenaza para la paz internacional y la seguridad. Es una cuestión de interés propio”. Guterres advirtió de que si la guerra no cesa “habrá un estallido en Oriente Medio”.

“Se necesitan 700 millones de dólares” dijo Guterres, señalando que las organizaciones humanitarias habían recibido sólo el 30% de los fondos que necesitan para cubrir las necesidades básicas de más de 1,1 millón de refugiados. Expresó también su esperanza de que los fondos prometidos por los estados a fecha de 30 de enero en la conferencia organizada en Kuwait se materialicen y se destinen a la respuesta humanitaria de Naciones Unidas.

El responsable de ACNUR pidió además a la comunidad internacional que reconozca la gran presión bajo la que están los gobiernos de acogida. El Líbano acoge a más de 350.000 refugiados y ha visto cómo su población aumentaba un 10% en un año. “Este conflicto representa una amenaza existencial para el Líbano” afirmó.

En encuentros con refugiados en Ketermaya, al sur de Beirut, así como en Trípoli, Guterres escuchó los retos a los que se enfrentaban a  la hora de encontrar alojamiento y pagar los alquileres. La grave escasez de financiación está impidiendo llevar a cabo proyectos innovadores destinados a identificar nuevas formas de cobijo y renovar los alojamientos existentes.

Las familias refugiadas dijeron a Guterres que sus hijos llevaban sin ir a la escuela hasta dos años. Nuestros socios, como UNICEF, están ofreciendo clases de recuperación en algunas zonas de Líbano, pero querrían ampliar sus actividades con el fin de aumentar las matriculaciones y permanencia de los niños en las escuelas.

Los expertos en salud también alertan del riesgo de diarrea, hepatitis A y sarna si no se apoyan los proyectos de agua y saneamiento que tanto se necesitan. Actualmente, ACNUR y sus socios están cubriendo el 85% de los costes de atención médica básica de aquellos refugiados que acuden a las clínicas.

“Líbano necesita un apoyo masivo” dijo. “No puede hacerlo solo”.

El Plan de Respuesta Regional para los Refugiados Sirios, con un presupuesto de 1.000 millones de dólares, detalla la respuesta coordinada de 55 ONGs y agencias de la ONU, lideradas por ACNUR. Lanzado en diciembre de 2012, el plan anticipaba que hasta 1,1 millón de refugiados sirios podrían huir a Jordania, Líbano, Irak, Turquía y Egipto para mediados de 2013. Esta cifra ya se sobrepasó a comienzos de esta semana.

Actualmente hay 1.126.000 refugiados sirios registrados o a la espera de ser inscritos en Jordania, Líbano, Irak, Turquía y Egipto, y unos 8.000 nuevos refugiados siguen llegando cada día.

António Guterres está finalizando una visita de varios días a la región. A comienzos de esta semana visitó Turquía y Jordania.

> Donaciones para la emergencia en Siria: www.eacnur.org


Comparte esta página con: