Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Relacionadas

Noticias Notas de Prensa El Alto Comisionado de ACNUR pide a los países vecinos que mantengan las fronteras abiertas a los sirios que huyen

El Alto Comisionado de ACNUR pide a los países vecinos que mantengan las fronteras abiertas a los sirios que huyen Imprimir

© ACNUR. Refugiados sirios cruzando recientemente la frontera al norte de Jordania. La crisis siria está presionando enormemente a los países de acogida.
© ACNUR. Refugiados sirios cruzando recientemente la frontera al norte de Jordania. La crisis siria está presionando enormemente a los países de acogida.
GINEBRA, Suiza, 16 de julio de 2013 (ACNUR/UNHCR). El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres, instó este martes a los países a no restringir el acceso fronterizo a los refugiados sirios, mientras advertía de la necesidad de tomar medidas urgentes para estabilizar la situación en los países limítrofes y mitigar el enorme riesgo de desbordamiento en la región.

“Reitero mi llamamiento a todos los estados de la región y más allá, para que mantengan las fronteras abiertas y reciban a todos los sirios que buscan protección”, dijo Guterres en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, por videoconferencia desde Ginebra. Es crucial que haya una solidaridad internacional a gran escala con los países vecinos para que este llamamiento tenga éxito. “El reasentamiento y admisión por razones humanitarias de refugiados sirios pueden ser también medidas complementarias y útiles, aunque sean limitadas, para compartir la carga”, añadió.

El Alto Comisionado dijo que el acceso a la seguridad en la región estaba volviéndose más difícil para las personas que intentan huir y que se suman a los casi 1,8 millones de refugiados sirios registrados por ACNUR en Líbano, Jordania, Turquía, Irak y Egipto. Dos tercios de ellos han huido de Siria desde principios de este año, una media de más de 6.000 personas cada día. "No hemos visto una salida masiva de refugiados de proporción similar desde el genocidio de Rwanda, hace casi 20 años", reveló.

Señaló que los enfrentamientos sectarios se habían intensificado en Irak, y que el país ha cerrado sus fronteras de manera que los sirios llegan ya con cuentagotas. Irak acoge actualmente a más de 160.000 refugiados sirios. En Egipto, donde ACNUR ha registrado unos 90.000 sirios, una serie de vuelos comerciales que partían de Siria fueron devueltos la semana pasada, tras la decisión de imponer requisitos de visado y  autorizaciones de seguridad para los sirios.

“Aunque entiendo perfectamente los desafíos a los que se enfrenta Egipto, espero que el país continúe extendiendo su tradicional hospitalidad a los refugiados sirios, como ha hecho desde el inicio del conflicto”, dijo Guterres al Consejo de Seguridad.

El Alto Comisionado añadió que en Turquía y Jordania, que juntos acogen a casi un millón de refugiados sirios, las autoridades están ahora gestionando cuidadosamente las fronteras con Siria, principalmente por cuestiones de seguridad nacional. Las fronteras no están cerradas, los refugiados continúan cruzando, pero muchos solo pueden hacerlo de manera gradual.

Guterres urgió a los gobiernos a hacer todo lo que pudieran para buscar el justo equilibrio entre poner en marcha mecanismos para prevenir infiltraciones peligrosas, y la necesidad de asegurar que los refugiados, que buscan seguridad, especialmente las familias, personas mayores y mujeres con niños, no se queden atrapados en los enfrentamientos o en condiciones precarias.

Mientras tanto, el conflicto está progresivamente incidiendo en Líbano, el único país cuyas fronteras permanecen completamente abiertas y que hasta la fecha ha acogido a más de 600.000 refugiados registrados. El número de incidentes de seguridad se está incrementando en Trípoli, en el sur del país y zonas del valle Bekaa. “El sistema político del país está paralizado y permanecerá así hasta que se acabe la crisis siria”.

El Alto Comisionado insistió en que la generosidad de los países de acogida hacia los refugiados se estaba cobrando un precio cada vez más alto. Mientras Siria continúa vaciándose de población, las perspectivas para una solución política y el fin de los enfrentamientos son todavía débiles y los alarmantes signos de desestabilización en algunos países vecinos son preocupantes. El continuo flujo podría llevarles al límite si la comunidad internacional no actúa de manera más resolutiva para ayudar, insistió.

Las recientes restricciones de acceso a los países son una alerta que no se debe ignorar, dijo Guterres, que urgió a la comunidad internacional a reconocer que no podemos seguir tratando el impacto de la crisis siria simplemente como una  emergencia humanitaria. Dado que el conflicto se prolonga, se necesita un enfoque a largo plazo, que se centre en la ayuda al desarrollo, especialmente para los países y comunidades que están más seriamente afectadas por la crisis de refugiados.

Para ello, apeló a las instituciones financieras internacionales, a las organizaciones de Naciones Unidas y a las agencias de desarrollo, nacionales y regionales, para cooperar con los gobiernos afectados en la formulación y apoyo de programas de desarrollo que ayuden a esos países a hacer frente al impacto de la crisis en Siria.

El Banco Mundial, la Unión Europea y varios países donantes ya han dado pasos concretos. Pero lo que se necesita ahora es un plan de acción bien coordinado y global, para ayudar a disminuir la presión de los países de acogida más afectados que les permita continuar acogiendo a refugiados. "La Agencia de la ONU para los Refugiados con su amplia presencia en el terreno, está preparada para apoyar cualquier esfuerzo", dijo. "Lo que estoy pidiendo hoy es esencial para mitigar el riesgo de una explosión que podría envolver todo Oriente Medio. Pero sólo una solución política para Siria y el final de los enfrentamientos, pueden eliminar completamente el riesgo", concluyó Guterres.

> Donaciones para la emergencia en Siria: www.eacnur.org ó 902 218 218 ó mandando un SMS* con la palabra ACNUR al 28014

*Donación íntegra de 1,20 euros para ACNUR. Válido para Movistar, Vodafone y Orange.


Comparte esta página con: