Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR lleva urgentemente ayuda a 66.000 refugiados congoleños que huyen al oeste de Uganda

ACNUR lleva urgentemente ayuda a 66.000 refugiados congoleños que huyen al oeste de Uganda Imprimir

© ACNUR/L.Beck. Kivu Norte ha sido desde hace tiempo una provincia volátil. Miles de congoleños han buscado refugio en Uganda para escapar del conflicto, como estas personas que hacían cola a principios de este año para recibir ayuda.
© ACNUR/L.Beck. Kivu Norte ha sido desde hace tiempo una provincia volátil. Miles de congoleños han buscado refugio en Uganda para escapar del conflicto, como estas personas que hacían cola a principios de este año para recibir ayuda.
BUNDINBUGYO, Uganda, 15 de julio de 2013 (ACNUR/UNHCR) – La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados está facilitando refugios de emergencia, mantas y otro material de ayuda humanitaria a unos 66.000 refugiados congoleños que han huido de los enfrentamientos en busca de seguridad en el oeste de Uganda en los últimos cinco días.

Los refugiados empezaron a huir tras el ataque de la semana pasada en la ciudad de Kamando, al este de la República Democrática del Congo (RDC), perpetrado por la Alianza de Fuerzas Democráticas, un grupo rebelde de Uganda que, según se dice, opera en las Montañas Ruwenzori, en la provincia de Kivu Norte, en RDC.

 

Al amanecer del pasado jueves, los refugiados habían llegado al condado de Bubandi, en el distrito occidental de Bundibugyo, en Uganda, siendo 13.000 los que llegaron solo el primer día. A mitad de la tarde del domingo, la Sociedad de la Cruz Roja de Uganda dijo que había registrado a 66.139 personas. Familias enteras habían llegado hasta allí cargando con colchones, cacerolas y sartenes, y los niños incluso llevaban pollos.

“Este flujo de refugiados es repentino y preocupante, pues llegan a una zona poco preparada para ampliar la asistencia humanitaria a esta gran cantidad de personas”, dijo Mohammed Adar, Representante de ACNUR en Uganda. “Sin embargo, estamos aumentando la respuesta inicial tan rápido como nos es posible mientras, al mismo tiempo, nos preparamos para mejorar la operación”.

Sin indicios de que los refugiados vuelvan a sus hogares pronto, ACNUR se unió a la Oficina del Primero Ministro y a otras agencias para proveer ayuda de emergencia. La Agencia de la ONU para los Refugiados envió lonas de plástico para levantar refugios, así como paquetes de utensilios de cocina, jabón y kits de letrinas temporales. La Agencia también ha facilitado combustible para los traslados al nuevo centro de tránsito, a 23 kilómetros de la frontera con la RDC, y se trasladó a los primeros 300 refugiados el domingo.

ACNUR está planificando hoy un envío de emergencia de tiendas, mantas y colchonetas.

Bundibugyo es una zona montañosa y densamente poblada a unas siete horas en coche de la capital de Uganda, Kampala. Los recién llegados están siendo alojados en cinco escuelas primarias y otros lugares. Algunos se están quedando con familias de la comunidad.

El Programa Mundial de Alimentos ha repartido comida para alimentar a 20.000 personas durante cinco días, y se espera que lleguen más alimentos el lunes. La Cruz Roja ugandesa ha organizado comunidades para cocinar y servir comidas calientes, mientras el Fondo de Naciones Unidas para la infancia (UNICEF) y otros socios están proporcionando agua.

Antes de la llegada de estos nuevos refugiados, Uganda ya era el hogar de más de 210.000 refugiados registrados y solicitantes de asilo, el 63% de ellos procedentes de la República Democrática del Congo.


Comparte esta página con: