Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR comienza trasladar a refugiados congoleños desde un centro de tránsito en Uganda

ACNUR comienza trasladar a refugiados congoleños desde un centro de tránsito en Uganda Imprimir

GINEBRA, Suiza, 16 de agosto de 2013 (ACNUR/UNHCR) – La Agencia de la ONU para los Refugiados ha comenzado a reubicar esta semana a los refugiados congoleños que huyeron el pasado 11 de julio hacia el oeste de Uganda después de que el grupo rebelde Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF, por sus siglas en inglés) atacara la ciudad de Kamango, en la República Democrática del Congo (RDC).

En colaboración con la Oficina del Primer Ministro de Uganda (OPM), este miércoles ACNUR trasladó a los primeros 864 refugiados desde el centro de tránsito de Bubukwanga, en el distrito de Bundibugyo, hacia el asentamiento de refugiados de Kyangwali, situado a unas 10 horas de viaje por carretera hacia el noreste.

Allí, los refugiados recibirán una asistencia más integral que incluirá materiales de construcción y artículos domésticos básicos, para que puedan levantar sus propios hogares. Hasta el momento se ha registrado a más de 5.600 refugiados y la gran mayoría -más del 80 por ciento- han manifestado su predisposición a ser reubicados en el asentamiento de refugiados.

El traslado se realizó sin contratiempos el pasado miércoles con la ayuda de la Oficina del Primer Ministro y la Cruz Roja de Uganda. Los refugiados reciben agua y galletas del PMA a su salida, y bananas en la estación de paso de Kyenjojo. Aunque varios autobuses sufrieron problemas mecánicos, el convoy llegó a salvo a Kyangwali en torno a las 18:30 horas.

El Centro de Tránsito de Bubukwanga fue abierto el pasado 14 de julio para dar cobijo a aquellos refugiados que desean alejarse de la frontera y acceder a la asistencia y protección básicas. Aunque se trata de un refugio temporal para las personas que huyen de los ataques, en estos momentos el centro de tránsito se encuentra saturado, con cerca de 20.000 refugiados ubicados en un espacio de 10,5 hectáreas que inicialmente ha sido diseñado para dar cabida a un máximo de 12.500 personas. Los expertos de ACNUR en diseño de campamentos y cobijo señalan que la situación actual en el centro plantea graves problemas de seguridad e higiene.

Con el inicio de la estación húmeda en Uganda, las fuertes lluvias han dañado algunos refugios comunitarios. El distrito de Bundibugyo se encuentra en una zona montañosa, y las condiciones de humedad y bajas temperaturas también son responsables de un aumento significativo en el número de infecciones del tracto respiratorio, que en estos momentos son la enfermedad más común en el centro de tránsito. La lluvia también dificulta la entrega de ayuda humanitaria. Por ejemplo, las carreteras que llevan al centro de tránsito se vuelven intransitables para los camiones que transportan el agua potable o los alimentos para los refugiados.

A pesar de hacinamiento, los refugiados siguen llegando a diario al centro de tránsito. Muchos ahora emprenden el camino por sus propios medios, en moto o a pie desde la frontera, recorriendo distancias de más de 20 kilómetros. Algunos refugiados continúan informando de la existencia de enfrentamientos de baja intensidad e inestabilidad en la República Democrática del Congo. Otros refugiados que llevan un tiempo en la frontera y han estado cruzando de un lado a otro para buscar comida durante el día, cuentan que en estos momentos están demasiado asustados para regresar tras haber oído que algunas personas están siendo secuestradas por grupos armados.

ACNUR y sus socios sobre el terreno están buscando activamente fuentes de financiación para esta emergencia, con el objetivo de ayudar a los refugiados en el Centro de Tránsito de Bubukwanga, así como aquellos que están siendo trasladados al asentamiento de refugiados de Kyangwali. El llamamiento regional de emergencia lanzado por ACNUR en marzo para dar asistencia a los refugiados de la RDC ha recibido una escasa financiación, contando con sólo el 45 por ciento los 22,2 millones solicitados para las actividades de asistencia en Uganda. Sin embargo, la nueva llegada de refugiados ha obligado al ACNUR a elevar sus necesidades desde los 22,2 millones de dólares iniciales, hasta los 43,6 millones.

A la primera reubicación de los refugiados del centro de tránsito Bubukwanga al asentamiento de refugiados de Kyangwali le seguirán ahora los convoyes que transportarán dos veces por semana a unas 1.000 personas cada uno.


Comparte esta página con: