Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa Miles de refugiados sirios huyen a Irak

Miles de refugiados sirios huyen a Irak Imprimir

GINEBRA, Suiza, 19 de agosto de 2013 (ACNUR/UNHCR) – Miles de refugiados sirios han estado cruzando la frontera hacia el norte de Irak a lo largo del domingo en una nueva oleada de refugiados que llegan al país vecino cargados con sus pertenencias.

“Las autoridades del paso fronterizo de Sahela han informado de que más de 5.000 sirios han llegado y muchos más se están dirigiendo a la frontera”, afirmó Claire Bourgeois, Representante de ACNUR en Irak. “El personal de ACNUR en Sahela ha informado hoy de lo que parece ser una riada de personas aproximándose a la frontera”.

“El número de personas que se están cruzando la frontera hoy es bastante significativo” afirmó Bourgeois. “ACNUR está siendo testigo de un gran éxodo desde Siria durante los últimos días, muy diferente de cuanto habíamos visto hasta ahora respecto a las llegadas a Irak”.

El sábado más de 10.000 sirios se dirigieron al puente de Peshkhabour, sobre el río Tigris, al norte del paso fronterizo de Sahela, mientras la gente seguía huyendo de las zonas del norte de Siria que se extienden desde el noroeste de Alepo hasta el este. Muchos refugiados dicen que huyen de los combates en los que participan varios grupos armados, así como de la creciente tensión en zonas del norte de Siria, entre ellas Efrin, Alepo, Hassake y Qamishly.

Las autoridades estiman que más de 15.000 sirios han cruzado a Irak entre el pasado jueves y el sábado por el puente de Peshkhabour, sobre el río Tigris.

El actual éxodo incrementa considerablemente la cifra de refugiados sirios que ya hay en Irak y que hasta el pasado jueves era de 154.000 sirios registrados como refugiados en el país.

ACNUR y sus socios han levantado refugios con lonas de plástico en los pasos fronterizos de Sahela y Peshkhabour para proteger a los sirios del sol y el calor mientras esperan para ser trasladados lejos de la frontera con una flota de cientos de vehículos organizada por la Organización Internacional para las Migraciones y el Gobierno Regional del Kurdistán. En colaboración con las autoridades y las ONGs socias, ACNUR está distribuyendo agua y alimentos a los recién llegados.

ACNUR ha enviado 37 camiones con material de ayuda humanitaria y productos sanitarios. El cargamento incluye tiendas de campaña, esteras, bidones, lonas de plástico, mantas, utensilios de higiene, hornillos, tanques de agua, letrinas, duchas y ventiladores eléctricos para ayudar a los recién llegados.

“ACNUR está agradecido por la estrecha cooperación y el apoyo del gobierno iraquí y el gobierno regional del Kurdistán al abrir su frontera y ofrecer asistencia a estas nuevas llegadas”, declaró Claire Bourgeois, Representante de ACNUR.

Los trabajadores humanitarios han descrito escenas de desesperación en medio del calor estival entre la multitud de familias de refugiados sirios que cruzaban el puente de Peshkhabour el sábado. Antes de estas últimas llegadas, el flujo en la frontera entre Irak y Siria había sido regular desde mediados de mayo, a excepción de unos 700 sirios a los que se permitió cruzar el 15 de julio por motivos médicos y para reunirse con familiares.

En coordinación con las autoridades regionales, ACNUR ha abierto un centro de tránsito en la ciudad de Kawergost, cerca de Khabat, en la gobernación de Erbil. Unos 7.000 refugiados sirios están actualmente acampados en este centro de tránsito. Se han levantado unas 600 tiendas de campaña en la zona de tránsito y está previsto levantar otras 250.

Las autoridades del gobierno regional kurdo han trasladado a 4.000 recién llegados a una escuela en la gobernación de Sulemaniyah, más al este, donde se está construyendo otro centro de tránsito temporal. Otras personas se están alojando con familiares o en mezquitas.

En cooperación con el gobierno regional kurdo, ACNUR y sus socios están construyendo el campo de Darashakran, que se espera que pueda comenzar a alojar a refugiados a finales de agosto. ACNUR levantó el campo de refugiados de Domiz, cerca de Dohuk, a comienzos de este año. Domiz, construido originariamente para acomodar a 15.000 refugiados sirios, ya está superpoblado con más de 55.000 habitantes.

ACNUR supervisa la asistencia para más de 1,9 millones de refugiados sirios en los países vecinos.

 

> DONACIONES para la emergencia en Siria: web eacnur.org o 902 218 218 o mandando un SMS* con la palabra ACNUR al 28014.

*Donación íntegra de 1,20 euros para ACNUR. Válido para Movistar, Vodafone y Orange.


Comparte esta página con: