Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa Miles de sirios huyen a la región del Kurdistán iraquí mientras continúan las llegadas

Miles de sirios huyen a la región del Kurdistán iraquí mientras continúan las llegadas Imprimir

© ACNUR/G.Gubaeva. Los sirios huyen por la frontera de Peshkhabour hacia el norte de Irak, donde ACNUR ha levantado un centro de recepción improvisado para atenderles antes de ser trasladados a campos de refugiados o con comunidades de acogida.
© ACNUR/G.Gubaeva. Los sirios huyen por la frontera de Peshkhabour hacia el norte de Irak, donde ACNUR ha levantado un centro de recepción improvisado para atenderles antes de ser trasladados a campos de refugiados o con comunidades de acogida.
GINEBRA, Suiza, 19 de agosto de 2013 (ACNUR/UNHCR) – Desde el jueves de la semana pasada en torno a 30.000 sirios han llegado al norte de Irak tras huir de un amplio número de comunidades del norte de Siria.

El número de sirios que cruzó ayer (19 de agosto) el paso fronterizo de Sahela, situado a unos 120 kilómetros al noroeste de Mosul, superó las 4.800 personas. Algunos de los recién llegados procedían de la ciudad de Malikiyye, en la vecina gobernación siria de Al-Hasakah. Estas personas contaron al equipo de ACNUR que habían huido de las bombas que habían caído durante esa misma mañana. Otras personas llegadas a lo largo de estos últimos días procedían de ciudades situadas más al oeste, como Efrin y Alepo, así como de Al Hassake y Al Qamishly.

Con las decenas de miles de personas que han cruzado la frontera desde la semana pasada, este nuevo éxodo desde Siria es uno de los mayores de los que ACNUR haya sido testigo hasta ahora desde el inicio del conflicto, que cumple ya su tercer año. Además de las personas que han manifestado huir de los recientes bombardeos, otros dicen estar escapando de los combates y tensiones entre las distintas facciones sobre el terreno. También citan como motivos de su huida el colapso de la economía debido a la guerra y las consiguientes dificultades para cuidar de sus familias.

La afluencia se inició el pasado jueves cuando las autoridades del gobierno regional del Kurdistán, en el norte de Irak, abrieron repentinamente el acceso al puente temporal de Peshkhabour, situado al norte de Sahela, permitiendo que varios cientos de personas que se encontraban acampadas en la zona desde principios de la semana pasada pudieran entrar en Irak. Al final de ese día y durante la mañana siguiente, miles de personas habían cruzado el puente colgante sobre el río Tigris. El sábado, ACNUR calculaba que 20.000 sirios habían cruzado el puente de Peshkhabour. Durante el domingo también llegaron unas 6.000 personas después de que se redirigiera a los sirios que huían del país hacia el paso fronterizo de Sahela, al sur de Peshkhabour.

En respuesta a esta llegada masiva, los equipos de ACNUR y de las agencias socias han levantado refugios para dar sombra a los recién llegados. También se han establecido puntos de distribución de agua y alimentos en los pasos fronterizos. Además, la Organización Internacional para las Migraciones y el gobierno regional del Kurdistán han proporcionado autobuses y camiones para trasladar a las miles de personas llegadas a la frontera hacia zonas situadas más al interior de Irak.

En la gobernación de Erbil, situada más al este, ACNUR ha establecido un campamento de tránsito en Kawergost, al norte de la ciudad de Erbil, en el distrito de Khabat. Allí se han levantado más de 1.100 tiendas de campaña de ACNUR, a las que se suman otras 200 tiendas montadas por el Comité Internacional de Rescate. El centro de tránsito de Kawergost acoge en estos momentos a unos 7.000 - 9.000 sirios. El presidente de la región del Kurdistán, Massoud Barzani, visitó ayer el asentamiento de tránsito.

En los últimos días ACNUR ha enviado desde Erbil más de 90 camiones con asistencia humanitaria, la cual ya se ha distribuido. El material incluía tiendas de campaña, lonas plásticas, esteras para dormir, mantas, utensilios de cocina, artículos de higiene, letrinas y duchas portátiles, depósitos de agua y ventiladores eléctricos. Sin embargo, debido a la magnitud y velocidad de las llegadas, algunas de las personas que se encuentran en Kawergost aún no tienen tiendas de campaña y se ven obligadas a acampar bajo lonas o en otros refugios improvisados.

Ayer, las autoridades facilitaron el acceso de ACNUR a un almacén en Bahrak y 2.500 sirios pudieron ser alojados en este centro. Además, se ha identificado un terreno en el distrito de Qusthtapa, en Erbil, donde se establecerá otro campamento de tránsito. Además de las personas que han encontrado cobijo en tiendas de campaña, unas 14.000 personas viven en casas de familias locales o se han instalado en mezquitas de la región de Erbil.

Más al sureste, en Sulaimaniyah, 4.000 personas están alojadas temporalmente en 11 escuelas. Al igual que en Erbil, en esta ciudad del sureste de Irak también se está construyendo un asentamiento temporal. Unas 3.000 personas que llegaron el lunes  19 de agosto fueron trasladadas a Sulemaniyah.

Por otra parte, esta mañana se ha informado de que unas 2.000-3.000 personas se encuentran junto al lado sirio de la frontera y se espera que crucen hoy. En el lado sirio de la frontera, el paso de Sahela se encuentra bajo el control de las fuerzas kurdas sirias. El gobierno regional del Kurdistán ha identificado otro emplazamiento en Kushtapa donde ha indicado que ACNUR podría establecer un nuevo campamento de tránsito.

Para aumentar las reservas en Irak de unos materiales de asistencia humanitaria que se agotan rápidamente, ACNUR ha enviado 15 tráileres al norte de Irak desde su principal almacén regional en Amán. Este envío, que está previsto que llegue a su destino durante esta semana, incluye más de 3.100 tiendas de campaña, dos almacenes prefabricados y bidones. Se está preparando el envío de materiales adicionales.

A más largo plazo, en colaboración con el gobierno regional kurdo, ACNUR y sus socios están construyendo el campamento de Darashakran, el cual se espera que esté listo para empezar a acoger a refugiados en cuestión de semanas.

ACNUR construyó el campo de refugiados de Domiz, cerca de Dohuk (Irak), a principios de este año. Domiz, que originalmente fue levantado para dar cobijo a un máximo de 15.000 refugiados sirios, en la actualidad está saturado con más de 55.000 residentes, lo que supone que los recién llegados tienen que ser alojados en otros lugares. Antes de este último éxodo, ACNUR había registrado 155.000 refugiados sirios en Irak.

> DONACIONES para la emergencia en Siria: web eacnur.org o 902 218 218 o mandando un SMS* con la palabra ACNUR al 28014.

*Donación íntegra de 1,20 euros para ACNUR. Válido para Movistar, Vodafone y Orange.


Comparte esta página con: