Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa Los responsables de ACNUR y el PMA ponen fin a su visita a Irak

Los responsables de ACNUR y el PMA ponen fin a su visita a Irak Imprimir

© ACNUR/S.Baldwin. El Alto Comisionado de ACNUR, António Guterres, y la Directora Ejecutiva del PMA, Ertharin Cousin, hablan con una familia siria refugiada durante su visita a Irak.
© ACNUR/S.Baldwin. El Alto Comisionado de ACNUR, António Guterres, y la Directora Ejecutiva del PMA, Ertharin Cousin, hablan con una familia siria refugiada durante su visita a Irak.
CAMPO DE REFUGIADOS DE DOMIZ, Irak, 30 de agosto de 2013 (ACNUR/UNHCR) – En un contexto de éxodo continuo de ciudadanos sirios hacia la región del Kurdistán iraquí, los máximos responsables de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y del Programa Mundial de Alimentos (PMA) han agradecido al gobierno regional por dar refugio a casi 200.000 personas, entre ellas las aproximadamente 47.000 que han llegado en las últimas dos semanas.

A pesar de la carga que supone acoger a un número tan elevado de refugiados, las autoridades regionales han abierto sus fronteras y han ofrecido terreno para poder alojar a los refugiados en los campamentos.

En declaraciones realizadas hoy en el campo de refugiados de Domiz, a 70 kilómetros de la frontera con Siria y hogar de 45.000 refugiados, el Alto Comisionado de ACNUR, António Guterres, afirmó que “este flujo representa una enorme presión para la economía y las infraestructuras aquí; además tener una guerra al lado es siempre una amenaza. Quiero expresar mi más sincera gratitud hacia el Gobierno y la población de la región del Kurdistán que ha acogido a tantos sirios que necesitan protección”.

Dirigiéndose también a los periodistas que cubrían esta visita al campo, la Directora Ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos, Ertharin Cousin, añadió: “Estamos aquí por las personas. Estaremos aquí mientras el gobierno del Kurdistán siga apoyándonos y mientras el pueblo de Siria nos necesite”.

Los responsables de ACNUR y el PMA visitaron después el campo de refugiados de Kawergost, cerca de Erbil, un asentamiento de emergencia levantado en una explanada polvorienta donde se está recibiendo a los miles de refugiados sirios que comenzaron a llegar repentinamente desde hace últimas dos semanas. Más de 1.200 sirios cruzaron la frontera el jueves y han llegado hoy hasta el campamento para su registro.

Menos de la mitad de todos los refugiados viven en los campamentos. La mayoría prefiere las zonas urbanas donde puede buscar trabajo. La mayor parte de los refugiados sirios que han llegado a Irak provienen de Hassake y Alepo, y un número más reducido de Damasco y Raqqa. Todos ellos citan la creciente violencia e inestabilidad, junto con la falta de servicios básicos, como los motivos de su huida.

“Cuando un país está físicamente destruido, su población muere y huye, y el Estado y sus servicios están colapsados, lo más importante que puede hacer un vecino es mantener sus fronteras abiertas. La región del Kurdistán es un pilar de paz y estabilidad en una zona muy problemática del mundo”, dijo António Guterres. Tanto él como Ertharin Cousin se comprometieron a movilizar un apoyo masivo de la comunidad internacional.

Ambos responsables se reunieron con el Presidente de la región del Kurdistán, Masoud Barzani, que mantuvo su compromiso de seguir acogiendo a los sirios que huyen a esta región.

El Gobernador de Erbil, Nawzad Hadi, habló sobre la necesidad de que los campamentos se amplíen y estén equipados para recibir a más refugiados, así como de que estén preparados para el cambio de clima. Nawzad Hadi advirtió que “el paso tiempo no es nuestro amigo. Tenemos que prepararnos para el invierno”. El Ministro del Interior, Karim Sinjari, que también visitó el campo, reafirmó su compromiso de acoger a los refugiados, pero destacó que los recursos ya estaban llegando al límite y expresó su esperanza de que la comunidad internacional aumente su apoyo de manera significativa.

Además de gestionar el campo, ACNUR registra a los refugiados, lo que garantiza su identificación y una evaluación individual de sus necesidades para ofrecer los servicios apropiados. ACNUR también coordina la respuesta de las agencias de Naciones Unidas especializadas y de las ONG socias. Todo el trabajo de ACNUR se realiza en estrecha coordinación con las autoridades regionales.

El PMA ofrece 31 dólares al mes por cada miembro de la familia en forma de vales de comida. “Esto se transforma en 10,5 millones de dólares de beneficio para los comercios locales”, señaló Ertharin Cousin. “Mediante estos vales, los refugiados están favoreciendo el comercio de estas comunidades locales, y al mismo tiempo tienen acceso a alimentos frescos y nutritivos”. Ertharin Cousin destacó que el apoyo de la comunidad internacional es esencial, ya que las necesidades siguen aumentando. El programa del PMA para alimentar a los ciudadanos sirios que permanecen dentro Siria o que se encuentran en países vecinos tiene un coste de 30 millones de dólares a la semana.

El miércoles, António Guterres y Ertharin Cousin viajaron a la provincia de Anbar, en Irak, y visitaron el paso fronterizo con Siria. Allí les informaron de que, aunque la frontera ha permanecido cerrada durante más de un año, los altos representantes iraquíesse estaban planteando permitir la entrada de algunos refugiados vulnerables y establecer un programa de reunificación familiar. El gobierno iraquí también les trasladó sus preocupaciones en materia de seguridad, incluyendo el riesgo de infiltraciones. Sin embargo, expresaron su preocupación por las personas que se encuentran al otro lado de la frontera e indicaron su esperanza de poder encontrar un justo equilibrio para permitir que más sirios vulnerables entren a Irak.

António Guterres se refirió al conflicto en Siria como “la peor amenaza para la paz y la seguridad global desde el pasado siglo. Estamos siendo testigos de muerte y destrucción, del colapso de un Estado y del enorme sufrimiento de la población”, afirmó. También subrayó que las agencias humanitarias no están obteniendo la financiación que necesitan en un momento en el que millones de sirios necesitan asistencia humanitaria dentro de Siria y en el que el número de refugiados se está acercando rápidamente a los dos millones.

Ambos responsables reafirmaron su compromiso de ayudar a todos los sirios que lo necesitan. “Hemos sido testigos desde hace más de dos años de muchos momentos dramáticos y siempre hemos movilizado nuestros recursos para dar respuesta”, indicó António Guterres. “Nuestro compromiso está con las víctimas. Ocurra lo que ocurra, bajo cualquier circunstancia, nosotros estaremos ahí para asistir a los sirios que necesiten nuestra ayuda”.


> DONACIONES para la emergencia en Siria: web eacnur.org o 902 218 218 o mandando un SMS* con la palabra ACNUR al 28014.

*Donación íntegra de 1,20 euros para ACNUR. Válido para Movistar, Vodafone y Orange.


Comparte esta página con: