Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR pide urgentemente a los países apertura de fronteras para los refugiados sirios

ACNUR pide urgentemente a los países apertura de fronteras para los refugiados sirios Imprimir

© ACNUR/J.Tanner. El pequeño Omar, su madre y su padre Ahmed huyeron de la ciudad siria de Idlib y cruzaron a Turquía. Han sido aceptados para reasentamiento en Francia, un Estado miembro de la Unión Europea.
© ACNUR/J.Tanner. El pequeño Omar, su madre y su padre Ahmed huyeron de la ciudad siria de Idlib y cruzaron a Turquía. Han sido aceptados para reasentamiento en Francia, un Estado miembro de la Unión Europea.
GINEBRA, Suiza, 18 de octubre de 2013 (ACNUR/UNHCR) – A medida que aumenta el número de refugiados sirios que buscan seguridad en Europa, ACNUR está preocupado por las grandes dificultades que estas personas están encontrando en su viaje tras salir del país y en las fronteras. Estas situaciones van desde dramáticos casos de cientos de sirios ahogados en el mar hasta incidentes en los que se ha dificultado peligrosamente su huida.

ACNUR está profundamente consternado porque sólo 200 personas sobrevivieron al naufragio el pasado 11 de octubre en el Mediterráneo de un barco que trasladaba a 500 sirios y palestinos de Siria. La Agencia de la ONU para los Refugiados ha expresado su preocupación por el hecho de que la tragedia parece que se ha producido por los disparos lanzados contra el barco después de que partiera de Libia, hiriendo además a cuatro pasajeros y dañando el casco del barco.

Un número creciente de sirios está cruzando el Mediterráneo desde Egipto hacia Italia debido a situación de incertidumbre y ansiedad en que viven en ese país por motivos de seguridad, ataques físicos, amenazas verbales, detenciones y deportaciones. El gobierno egipcio estima que entre 250.000 y 300.000 sirios se encuentran actualmente en el país, de los cuales 122.774 están registrados con ACNUR. La Agencia reconoce y valora la generosa acogida por parte de Egipto de tantos refugiados sirios.

Entre enero y el 30 de septiembre, 7.557 sirios y palestinos llegaron a las costas italianas, 6.233 de los cuales entre agosto y septiembre en 63 barcos. Estas cifras contrastan con los 350 sirios que llegaron en 2012. Muchos de los refugiados sirios que llegan a Italia prosiguen su viaje después hacia otros países europeos para solicitar asilo.

Una de las crecientes preocupaciones es el aumento del número de menores no acompañados que hacen este viaje. Puesto que el precio del trayecto puede variar de los 2.000 a los 5.000 dólares por persona, algunas familias optan por enviar a los niños solos o con otros parientes o amigos.

Pero no todos los barcos consiguen llegar a destino. También el 11 de octubre, un barco que había partido de Alejandría, Egipto, con unos 112 pasajeros aproximadamente, 40 de los cuales eran de nacionalidad siria, se hundió antes de llegar a mar abierto. Se recuperaron 12 cadáveres, entre ellos los de cinco niños. Los supervivientes están retenidos en instalaciones de detención en dos comisarías de policía.

ACNUR ha expresado su preocupación por el hecho de que más de 800 sirios hayan sido arrestados en Egipto desde agosto por tratar de partir ilegalmente y que 144, entre ellos 44 menores, hayan sido deportados a terceros países. Unos 589 sirios siguen bajo detención administrativa sin cargos, entre ellos mujeres y 84 menores. ACNUR está pidiendo acceso a los detenidos para poder verificar adecuadamente las cifras, las condiciones y necesidades de estas personas y ofrecerles asistencia legal.

ACNUR reconoce que hay una serie de países del norte de África que se están viendo afectados cada vez más por el desplazamiento provocado por la guerra en Siria, lo cual está elevando las demandas sobre sus infraestructuras y recursos. Dadas las continuas y dramáticas necesidades de los refugiados sirios, que es probable que continúen y aumenten en un futuro próximo, es cada vez más urgente reforzar la capacidad de acogida de estos refugiados en países del norte de África.

ACNUR está trabajando con los gobiernos, la Unión Europea y otros socios para poner en marcha respuestas integrales para salvar las vidas de refugiados e inmigrantes en el mar. La Agencia de la ONU está solicitando que se tomen una serie de medidas para prevenir futuras tragedias y para compartir responsabilidades.

ACNUR hace un llamamiento a los Estados más allá de la región próxima a Siria para que exploren formas concretas y significativas de mostrar su solidaridad, especialmente para compartir la gran carga y las responsabilidades de protección que actualmente están asumiendo los países vecinos a Siria o próximos al país, como es el caso de Egipto. Las señales de alerta en algunos países de acogida son un testimonio del potencial impacto desestabilizador del flujo de refugiados sirios, que podría agravar las ya de por sí graves repercusiones políticas, económicas y de seguridad que está teniendo el conflicto sirio.

Además de la solidaridad que tanto se necesita a través de contribuciones financieras públicas, privadas y de otro tipo para ayudar a los países afectados de la región a hacer frente a las necesidades humanitarias y de desarrollo, la solidaridad también se puede manifestar en forma de acogida humanitaria, programas de reasentamiento, procesos simplificados y acelerados de reunificación familiar, procedimientos de expedición de visados y ampliación de visados de estudio y de trabajo. ACNUR agradece los esfuerzos hechos hasta ahora al respecto, pero pide urgentemente a otros Estados que se sumen a ellos.

ACNUR también pide a los países de fuera de la región que garanticen un trato y una protección adecuados para los sirios, garantizando un acceso al territorio y a procedimiento de asilo rápido y justo. Se necesitan enfoques más generosos de protección, incluyendo la no penalización de las personas que llegan sin documentos de identidad o por otros medios, de forma irregular, así como unas tasas de reconocimiento de refugiados altas y la concesión de los derechos que conlleva este reconocimiento. Los Estados también deberían ser más flexibles con los criterios y procedimientos de solicitudes de reunificación familiar, y a la hora de aplicar determinados requisitos para la concesión de visados y facilitar la entrada de sirios para trabajar y estudiar, o por motivos humanitarios o familiares bajo programas nacionales.

> DONACIONES para la emergencia en Siria: web eacnur.org o 902 218 218 o mandando un SMS* con la palabra ACNUR al 28014.

*Donación íntegra de 1,20 euros para ACNUR. Válido para Movistar, Vodafone y Orange.


Comparte esta página con: