Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa Un esfuerzo masivo de asistencia acompañó el éxodo de refugiados sirios en 2013

Un esfuerzo masivo de asistencia acompañó el éxodo de refugiados sirios en 2013 Imprimir

AMMÁN, Jordania, 31 de diciembre (ACNUR) - A lo largo de 2013 la cifra de refugiados sirios registrados aumentó a más de 2,3 millones de personas. Se separaron familias y se necesitó un esfuerzo internacional masivo de ayuda humanitaria particularmente para 1,2 millones de niños refugiados con el fin de asegurar que no se convirtieran en una generación perdida.

A principios de 2013 Oriente Medio acogió a unos 500.000 refugiados sirios registrados, pero un año más tarde, cuando se cumple el tercer año de conflicto en Siria, docenas de asentamientos de refugiados son ahora claramente visibles incluso desde el espacio exterior.

Para responder al alarmante éxodo de 2013, más de 196.000 tiendas de campaña y 809.000 lonas de plástico -el equivalente a más de 21 kilómetros cuadrados de materiales de refugio- fueron distribuidas a refugiados que residen en campamentos y asentamientos provisionales.

En los campamentos se han establecido escuelas, espacios adecuados para niños e instalaciones de apoyo psicosocial para atender las necesidades de los refugiados que continúan llegando de Siria a un ritmo de 127.000 personas al mes. Las organizaciones humanitarias ampliaron su apoyo a las comunidades locales, que acogen al 80% de los refugiados sirios, lo que supone una enorme carga adicional en lo que respecta a la atención sanitaria en los centros de salud locales, las escuelas, la provisión de agua y las condiciones de saneamiento.

La magnitud y escala de la crisis siria en 2013 requirió el compromiso coordinado de 147 agencias de ayuda humanitaria, de los principales países de acogida (Líbano, Jordania, Turquía, Irak y Egipto) y de la generosidad de muchos donantes. Sin embargo, el plan de respuesta de Naciones Unidas en 2013 para los refugiados sólo fue financiado en un 68%.

A lo largo de la región, unos 400.000 refugiados actualmente viven en campamentos formales pero cerca de 2 millones residen fuera de ellos gracias a la hospitalidad de las comunidades de los países de acogida.
Las familias sin recursos económicos a menudo envían a sus niños a trabajar para poder sobrevivir. Tanto en Jordania como en el Líbano, ACNUR encontró pequeños de hasta siete años trabajando largas horas por poca remuneración, a veces en condiciones peligrosas y de explotación. En algunos asentamientos hasta un 43% de las familias de refugiados son encabezadas por mujeres.

Con el fin de asegurar una protección adecuada y proporcionar documentación, se aumentaron los esfuerzos de registro de refugiados en 2013 y se redujeron los tiempos de espera a sólo cuestión de horas. También se establecieron equipos móviles de registro para mejorar el alcance a los refugiados sirios no registrados.

Se estima que 4,1 millones de refugiados sirios necesitarán asistencia para finales de 2014, incluidos 2 millones de niños. Las organizaciones humanitarias están solicitando un fuerte apoyo de los donantes antes de la segunda Conferencia de Donantes para Siria, que tendrá lugar en Kuwait el 15 de enero. Éstas han hecho un llamamiento de 2.300 millones de dólares para cubrir sus actividades dentro de Siria y de 4.200 millones para afrontar las necesidades de los refugiados.

A medida que el éxodo de refugiados fue aumentando, el número de campamentos formales en la región se duplicó, de 19 hace un año a 37 en el presente. En Turquía actualmente existen 21 campamentos, en Irak hay 12 campamentos y centros de tránsito y en Jordania actualmente hay tres campos de refugiados, con un cuarto asentamiento listo para acoger 100.000 nuevas llegadas.

El Líbano, con una limitada capacidad de absorción, acoge el mayor número de sirios en la región, con más de 850.000 refugiados registrados o en espera de registro, 120.000 de los cuales viven en asentamientos informales diseminados por unas 1.700 localidades.

En 2013 las agencias distribuyeron más de 5,7 millones de mantas y lonas de plástico, así como 4,9 millones de colchones. Para garantizar la preparación de alimentos y satisfacer otras necesidades básicas, se distribuyeron unos 870.000 paquetes con utensilios de cocina y una cantidad similar de bidones. Con decenas de miles de bebés forzados a huir con sus familias, se distribuyeron cerca de 5 millones de pañales.

Organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales junto con organizaciones de beneficencia locales suministraron una enorme cantidad de materiales de ayuda humanitaria y facilitaron programas vitales para asistir y proteger a los refugiados necesitados.

Además de distribuir decenas de miles de prendas de ropa y calzado de invierno entre los refugiados, UNICEF levantó escuelas y facilitó apoyo psicosocial y vacunas, así como educación, agua y un proyecto de saneamiento. El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas se aseguró de que la ayuda alimentaria estuviera disponible para los refugiados necesitados en forma de vales de comida, tarjetas digitales y distribuyendo directamente alimentos. Dentro de la acogida de Naciones Unidas y otras agencias que trabajan para abordar la crisis de desplazamiento, la Organización Internacional para las Migraciones suministró servicios de transporte para refugiados recién llegados y la Organización Mundial de la Salud llevó a cabo esfuerzos para combatir la poliomielitis y otras enfermedades. La UNRWA trabajó para satisfacer las necesidades de las personas bajo su mandato atrapadas en el conflicto.

Para la temporada de frío invernal, ACNUR decidió destinar 138 millones de dólares para proporcionar una mayor cantidad de material aislante para las tiendas y acondicionó las instalaciones de agua y saneamiento para el invierno. La Agencia de la ONU para los Refugiados también realizó trabajos de drenaje, distribución de mantas térmicas, colchones, cocinas, vestimenta y combustible adicionales, sistemas de calefacción en centros educativos y planes de subsidios. Más de 78.000 familias recibieron material para cocinar y otras decenas de miles se beneficiaron de la ayuda monetaria que repartió ACNUR para adquirir estufas en el mercado local. También se incrementaron los esfuerzos de electrificación en la mayoría de los campos y se distribuyó combustible.

Antes del invierno más de 17.000 caravanas fueron entregadas a los refugiados en el campamento de Za’atari, en Jordania, la gran mayoría aportadas por donantes de los Estados del Golfo. Todos los 80.000 residentes de Za’atri deberán estar en alojamientos techados para principios de 2014. Los programas de subsidios en efectivo dirigidos a los refugiados urbanos de Jordania alcanzaron a 110.000 personas gracias a la ayuda de un sistema de registro con tecnología biométrica de avanzada. Asimismo, el Gobierno de Turquía distribuyó 12.000 caravanas a los refugiados en sus campamentos. De manera similar, iniciativas de ayuda invernal fueron implementadas en Turquía e Irak, donde se acogió a 557.000 y 210.000 refugiados respectivamente, al igual que en Egipto, donde 131.000 sirios se registraron con ACNUR.

ACNUR trabaja en Siria para asistir a los desplazados internos. En 2013 la cifra de desplazados por el conflicto alcanzó más de 3,2 millones de personas en la totalidad de las 14 provincias sirias. ACNUR distribuyó más de 8 millones de una gran variedad de materiales básicos de ayuda humanitaria.

Este invierno la Agencia está implementando un plan de 79 millones de dólares en Siria para ayudar a 1,5 millones de desplazados internos mediante la entrega de materiales de ayuda humanitaria tales como mantas térmicas, colchones y lonas de plástico, así como la renovación de 89 refugios colectivos y el reparto de ayuda económica en efectivo a miles de familias vulnerables.

DONACIONES para la emergencia en Siria: web eacnur.org o 902 218 218 o mandando un SMS* con la palabra ACNUR al 28014.

*Donación íntegra de 1,20 euros para ACNUR. Válido para Movistar, Vodafone y Orange.


Comparte esta página con: