Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR, consternado por la manifestación violenta en el campo de refugiados de Za’atri, en Jordania

ACNUR, consternado por la manifestación violenta en el campo de refugiados de Za’atri, en Jordania Imprimir

GINEBRA, 6 de abril de 2014 (ACNUR/UNHCR) - ACNUR está consternado por la naturaleza violenta de la manifestación de ayer en el campamento de refugiados de Za’atri, en Jordania, que resultó en la muerte de un refugiado y decenas de heridos entre la policía jordana y la población refugiada.

La Agencia de la ONU para los Refugiados expresa su profundo pesar por la muerte de un refugiado sirio, que falleció anoche por heridas de bala. ACNUR está muy preocupado por los heridos entre la policía jordana y la población refugiada.

Se han hecho en los últimos meses enormes esfuerzos para crear un clima de convivencia en el campamento. ACNUR continúa invitando a los refugiados sirios a que respeten las leyes de Jordania.

El incidente se produjo ayer por la tarde cuando un vehículo jordano fue detenido durante un control de rutina al salir del campamento. Los policías del puesto de control descubrieron que el conductor estaba tratando de traficar con una familia de refugiados sirios, sacándola fuera del campo. El conductor y su familia fueron detenidos, pero una vez que en el campamento se enteraron de la detención y los rumores circularon, los familiares y amigos de la familia siria llegaron al puesto de policía.

Pronto, varios cientos -posiblemente miles- de refugiados llegaron al lugar y empezaron a arrojar piedras a los policías; la situación pasó rápidamente de una manifestación acalorada a una violenta.

Superados en número y casi rodeados, los policías pidieron refuerzos y en seguida fueron lanzados gases lacrimógenos para dispersar a la multitud. Según la información recibida, hubo disparos.

Tres refugiados sirios fueron enviados a un hospital con heridas de bala y uno murió poco después; 28 oficiales de policía jordanos están heridos.

Nueve tiendas de campaña y cinco caravanas fueron incendiadas durante la manifestación.


Comparte esta página con: