Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Relacionadas

Noticias Notas de Prensa ACNUR envía más ayuda a los refugiados sursudaneses en Etiopía

ACNUR envía más ayuda a los refugiados sursudaneses en Etiopía Imprimir

© ACNUR/L.F.Godinho. Refugiadas sursudanesas que han huido a Etiopía tras los conflictos étnicos desatados en su país cargan con el material básico de ayuda hacia sus tiendas en el campo de Kule.
© ACNUR/L.F.Godinho. Refugiadas sursudanesas que han huido a Etiopía tras los conflictos étnicos desatados en su país cargan con el material básico de ayuda hacia sus tiendas en el campo de Kule.
GINEBRA, Suiza, 15 de abril de 2014 (ACNUR/UNHCR) – En un momento en el que el número de refugiados sursudaneses que huyen a Etiopía supera las 95.000 personas, ACNUR y sus socios están trabajando para mejorar las condiciones de vida en la región occidental de Gambella. Para ello, la Agencia de la ONU para los Refugiados está enviando nuevas tiendas de campaña por vía aérea, construyendo nuevos campos y trasladando a los refugiados a terrenos más elevados a medida que se acerca la estación de lluvias.

Ayer llegó el primer vuelo cargado con 4.000 tiendas de emergencia al aeropuerto local de Gambella. El primer lote de 400 tiendas de campaña se ha enviado hoy al campo de refugiados de Lietchuor, situado a 125 kilómetros de la ciudad de Gambella. El resto de tiendas llegarán en otros 6 vuelos durante los próximos días y se distribuirán en otros campos gestionados por ACNUR y ARRA (Administración para Asuntos de Refugiados y Retornados de Etiopía) en el estado regional de Gambella.

ACNUR ha acabado de reubicar en terrenos elevados a los refugiados que estaban alojados en zonas bajas y propensas a inundaciones en el campo de Kule, a 12 kilómetros de la ciudad de Gambella. Una reubicación similar comenzará hoy en el campo de Leitchuor. A medida que la estación de lluvias se aproxima, algunas zonas de los campos ya se han visto afectadas por inundaciones. En estos lugares, ACNUR ya está cerrando las letrinas para evitar la contaminación de las aguas.

Durante el fin de semana ACNUR y ARRA también han iniciado los preparativos para abrir un nuevo campo cerca de Kule, en una zona donada por la administración regional de Gambella. El nuevo campo acogerá a un máximo de 30.000 refugiados y estará ubicado en un terreno elevado, lo que ayudará a evitar problemas ligados a las inundaciones, como la propagación de enfermedades. Ya están en marcha los trabajos para limpiar la zona y se espera que el campo esté listo para recibir refugiados a finales de abril.

Los refugiados sursudaneses siguen llegando a la región de Gambella a una media de 800-1.000 personas al día, sobre todo a través del punto fronterizo de Pagak. El 95% son mujeres y niños del estado de Alto Nilo, y muchos mencionan el miedo y la escasez de alimentos como los principales motivos de su huida. Muchas mujeres cuentan que los hombres están siendo reclutados forzosamente y que muchos han sido asesinados. Algunos refugiados han tenido que caminar durante tres semanas para llegar hasta la frontera y las tasas de malnutrición entre los niños siguen siendo altas: hasta ahora más de 4.000 niños malnutridos están siendo tratados con programas de nutrición en los campos y 3.500 mujeres lactantes están recibiendo alimentación suplementaria. Sin embargo, ACNUR ha detectado un ligero descenso en las llegadas a Etiopía desde que el Programa Mundial de Alimentos (PMA) comenzó la distribución de alimentos desde el aire en el propio Sudán del Sur.

Con los constantes flujos de refugiados y la inminente llegada de la temporada de lluvias, las autoridades regionales han facilitado un nuevo terreno en una zona elevada en el punto fronterizo de Pagak para que se construya un centro de recepción temporal. Este nuevo centro de tránsito acogerá hasta 5.000 personas y alojará a los refugiados mientras son registrados y reciben servicios básicos como vacunas, atención médica y alimentos, entre otros.

Mientras tanto, ACNUR ha facilitado un helicóptero para trasladar a las personas vulnerables (ancianos, discapacitados, mujeres embarazadas y lactantes, recién nacidos y enfermos) desde el punto fronterizo de Akobo hasta el campo de refugiados de Lietchuour. Muchos de los refugiados que llegan a Akobo viajan en barca durante 15 horas hasta Burubiey, otro punto fronterizo, desde donde finalmente son ubicados en campos de refugiados. Unas 190 personas vulnerables que no pueden hacer este largo viaje en barca ya han sido trasladadas en las últimas dos semanas hasta Lietchuour en vuelos de 30 minutos de duración. Esta operación sigue en marcha actualmente.

Unos 86.000 refugiados que han huido del reciente conflicto en Sudán del Sur viven ahora en cuatro campos (Kule, Lietchuour, Pugnido y Okugo), mientras que otras 9.600 personas están pendientes de ser reubicadas desde puntos fronterizos (principalmente de Pagak y Akobo).

ACNUR y sus socios necesitan 102 millones de dólares para dar asistencia básica a los refugiados sursudaneses en Etiopía. De este total, la Agencia de la ONU para los Refugiados necesita aproximadamente 43,6 millones, de los que hasta ahora sólo se han recaudado el 12%.

DONACIONES para Sudán del Sur: web eacnur.org o 902 218 218




Comparte esta página con: