Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Relacionadas

Noticias Notas de Prensa Las agencias de la ONU piden acceso seguro a personas vulnerables y refugiadas en Sudán del Sur

Las agencias de la ONU piden acceso seguro a personas vulnerables y refugiadas en Sudán del Sur Imprimir

© ACNUR / P. Rulashe. Jóvenes refugiados en Yusuf Batil, uno de los campos del condado de Maban.
© ACNUR / P. Rulashe. Jóvenes refugiados en Yusuf Batil, uno de los campos del condado de Maban.
JUBA, Sudán del Sur, 2 de mayo de 2014 (ACNUR/UNHCR) – La Agencia de la ONU para los Refugiados y el Programa Mundial de Alimentos pidieron el viernes a las partes en conflicto en Sudán del Sur que garanticen un acceso seguro para que la asistencia humanitaria llegue a las personas más vulnerables, entre ellas 125.000 refugiados sudaneses en el estado de Alto Nilo, en el condado de Maban.

Todavía hay tiempo de llevar ayuda humanitaria por carretera si se garantiza el acceso. Sin acceso por carretera, las costosas operaciones por aire serán el único recurso para llevar asistencia humanitaria de emergencia”, afirmaron las dos agencias en un comunicado conjunto.

Volver a abastecer de materiales los campos de refugiados de Maban ha sido complicado por la continua inseguridad y los combates a lo largo de las rutas de suministro, lo que ha impedido que el Programa Mundial de Alimentos (PMA) haya podido entregar regularmente alimentos de emergencia a los refugiados. Como consecuencia, la Agencia y sus socios han tenido que reducir las raciones en marzo y abril a unos refugiados que dependen en gran medida de estas ayudas para sobrevivir.

Los refugiados están recurriendo a mecanismos de supervivencia negativos, como por ejemplo vender sus materiales de ayuda humanitaria no alimentaria o quemar madera destinada a la construcción para producir carbón vegetal y venderlo. “Al mismo tiempo se han recibido informaciones inquietantes de que al menos 200 refugiados habrían regresado al estado afectado por los combates de Nilo Azul, en Sudán, en busca de alimentos y otros suministros básicos”.

“Esto podría suponer el comienzo de una tendencia preocupante que no podremos evitar si la provisión de alimentos y otras ayudas esenciales sigue siendo errática e inconsistente”, dijo Cosmas Chanda, Representante de ACNUR en Sudán del Sur. Subrayando la urgencia de preposicionar los suministros de alimentos adecuados para los próximos seis meses, Chanda añadió que “los caminos a Maban se enfrentan a un cierre inminente por la duración de la temporada de lluvias, que ya ha comenzado”.

ACNUR está muy preocupado por el incremento de las tasas de malnutrición entre los niños refugiados en los cuatro campos, que se están acercando al límite de emergencia del 15%. Hay indicios de que en el campo de Doro la tasa de malnutrición aguda se ha elevado en febrero y marzo.

Esta semana el PMA distribuirá entre los refugiados de los campos los excedentes de alimentos que quedan en el condado de Maban. Estas raciones de alimento les durarán menos de una semana, pero el PMA usará aviones para llevar más comida a los campos los próximos cinco días. Se necesitan más de 2.300 toneladas de alimentos al mes para asistir a los refugiados sudaneses y a las comunidades de acogida vulnerables de Maban.

“Tenemos suministros de alimentos que pueden llegar a los campos de refugiados en cuestión de días por carretera, pero los combates a lo largo de rutas clave de distribución nos están impidiendo llevar suministros suficientes al condado de Maban para asistir a los refugiados”, ha declarado Mike Sackett, Director en funciones del PMA en Sudán del Sur.

“Estamos dando prioridad a los aviones disponibles y los helicópteros para llevar los alimentos a los refugiados y a la población sursudanesa afectada por la crisis. En última instancia, recuperar el acceso por carretera al condado de Maban y a otras comunidades aisladas por el conflicto es fundamental para evitar una catástrofe humanitaria en Sudán del Sur ", agregó.

Las organizaciones humanitarias han afrontado graves retos a la hora de acceder a muchas zonas del país por carretera o a través de los ríos. La inseguridad y los combates han sido los principales obstáculos, pero incluso en las zonas donde no ha habido conflictos activos, los transportistas contratados por las agencias han sido víctimas de bandidos y ataques, además de excesivos puestos de control y de sobornos.

El PMA está empleando una combinación de vuelos y lanzamiento de suministros desde el aire para llegar a zonas de difícil acceso que están sufriendo graves retos, entre ellos los saqueos y los constantes combates.

DONACIONES para Sudán del Sur: web eacnur.org o 902 218 218


Comparte esta página con: