Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Relacionadas

Noticias Notas de Prensa Una exposición fotográfica ayuda a una niña siria con lesiones por quemaduras

Una exposición fotográfica ayuda a una niña siria con lesiones por quemaduras Imprimir

© ACNUR/ S.Nelson. El cirujano plástico egipcio Amr Mabrouk examina a la pequeña Judy al-Khatib, feliz tras la operación. El cirujano proporcionó tratamiento médico gratuito a la pequeña de nueve años de edad, que sufría lesiones por quemaduras.
© ACNUR/ S.Nelson. El cirujano plástico egipcio Amr Mabrouk examina a la pequeña Judy al-Khatib, feliz tras la operación. El cirujano proporcionó tratamiento médico gratuito a la pequeña de nueve años de edad, que sufría lesiones por quemaduras.
EL CAIRO, Egipto, 23 de febrero de 2015 (ACNUR/UNHCR) – Una fotografía en una exposición ha contribuido a cambiar la vida de Judy El Khatib. La niña, de nueve años y de origen sirio, perdió la movilidad de su brazo derecho tras sufrir graves quemaduras hace cuatro años.

La joven refugiada sufrió la lesión en Damasco, poco después de que estallara la crisis en Siria en marzo de 2011. La niña se encontraba jugando en la cocina de su casa cuando se produjo una explosión que provocó que una olla con agua hirviendo se cayera del fogón y se le derramara sobre el brazo.

La familia buscó refugio en Egipto debido a que la situación en Siria había empeorado. Judy esperaba encontrar ayuda y su familia se dirigió al ACNUR. Sin embargo, la organización dispone de un presupuesto limitado para ayudar a personas que necesitan atención médica.

No obstante, la Agencia de la ONU para los Refugiados no pudo hacer mucho, ya que las lesiones y cicatrices del brazo de Judy se consideraron únicamente como una cuestión “estética” y los fondos se destinaban para casos de mayor urgencia. La pequeña temía acabar viviendo con discapacidad durante el resto de su vida.

Entonces, el destino intervino en diciembre del año pasado. ACNUR organizó una exposición fotográfica en El Cairo sobre los refugiados en Egipto, que retrataba sus vidas cotidianas y los desafíos a los que se enfrentaban. En la exposición titulada “Voces de refugiados en Egipto: refugio, resiliencia y exilio”, había una fotografía de Judy acompañada de un texto que relataba su conmovedora historia y su lucha por conseguir la atención médica que su familia no se podía permitir.

Una persona influyente que visitaba la galería se sintió conmovida por la historia e informó al ACNUR de sus deseos de ayudar a la pequeña. Esta persona contactó al doctor Amr Mabrouk, un cirujano plástico de reconocido prestigio de la Universidad Ain Shams de El Cairo, quien accedió a tratar a Judy de manera gratuita.

“Estábamos realmente felices, agradecidos, sorprendidos, esperanzados, nerviosos y preocupados”, expresaba Ola, la madre de Judy. A mediados de diciembre, el doctor Mabrouk examinó a Judy y comunicó a sus padres que la pequeña necesitaba someterse a una operación lo antes posible.

Judy fue trasladada al hospital El Demerdash en la última semana de diciembre. Allí se sometió a una operación que le ayudaría a recobrar la movilidad de su brazo evitando, de este modo, los problemas de contracción de la piel que había sufrido desde el incidente. El hospital también prestó sus servicios de forma gratuita.

Fue a principios de enero cuando le quitaron los puntos de sutura. El doctor Mabrouk se mostraba contento con los resultados: “Judy puede mover el brazo sin problemas ahora; la operación ha sido todo un éxito”. “Estamos muy contentos”, añadía Ola.

Hany Fares, un funcionario de ACNUR del área de salud, agradeció la labor de todas personas que habían contribuido a que Judy recuperara la movilidad de su brazo. También indicó que Judy debería someterse a nuevas operaciones y que necesitaría tiempo para recuperarse del trauma. “Sufrir una quemadura es una experiencia traumática que repercute seriamente en el desarrollo del niño. Además, la cirugía reconstructiva favorece el proceso de recuperación”, expresó Fares.

La exposición con la fotografía de Judy, realizada por Scott Nelson, se ha expuesto en galerías de El Cairo y Alejandría.

En la actualidad existen cerca de 190.000 refugiados registrados por ACNUR en Egipto, de los cuales 136.000 proceden de Siria. Éstos viven principalmente en las zonas urbanas, que incluyen el área metropolitana de El Cairo, Alejandría y Damieta.

Por Nahla Samaha y Nawar Rifaah en El Cairo, Egipto.


Comparte esta página con: