Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa El Alto Comisionado de ACNUR visita la capital siria e insta a que se facilite el acceso humanitario

El Alto Comisionado de ACNUR visita la capital siria e insta a que se facilite el acceso humanitario Imprimir

 © ACNUR/UNHCR/B. Diab. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, da la mano a un niño en la policlínica de la Media Luna Roja Árabe Siria en Damasco.
© ACNUR/UNHCR/B. Diab. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, da la mano a un niño en la policlínica de la Media Luna Roja Árabe Siria en Damasco.
DAMASCO, Siria, 21 de enero de 2016 (ACNUR/UNHCR) – En su primera visita a Siria como Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi ha hecho un llamamiento a todas las partes implicadas en el conflicto para que permitan el acceso regular, sin restricciones y continuado de las organizaciones humanitarias a zonas sitiadas y de difícil acceso.

En las declaraciones que hizo el responsable de la Agencia de las Naciones Unidas para Refugiados, ACNUR, dijo: «Las personas necesitan nuestra ayuda. Sería terrible si otro niño muere de hambre».

Con estas declaraciones, el Alto Comisionado se hacía eco de la petición que ha firmado junto a más de 120 organizaciones humanitarias y agencias de las Naciones Unidas en la que se reclama el acceso humanitario a la población necesitada en todo el país.

Filippo Grandi se reunió con el Ministro de Asuntos Exteriores, Walid Muallem, el Viceministro de Asuntos Exteriores, Dr. Faisal Mekdad y el Ministro de Administración Local, Omar Ghalawanji. Además, destacó el compromiso de ACNUR para entregar ayuda a los desplazados internos en todas las regiones de Siria. También prometió cooperar para aumentar los programas de subsistencia, de educación en línea y de formación profesional.

Durante su visita a una clínica de la Media Luna Roja Árabe Siria para refugiados y desplazados internos, Grandi presentó los equipos de primera intervención con siete ambulancias nuevas para hacer frente a las crecientes necesidades médicas de emergencia. Elogió a la Media Luna Roja Siria por su valiente e imparcial suministro de ayuda a lo largo de todo el país como mayor colaborador humanitario de ACNUR.

En la clínica, el Alto Comisionado presenció las largas colas de personas que acudían para pedir tratamiento para enfermedades crónicas y también para superar trastornos psicológicos provocados por la guerra.

«La crisis de Siria es la mayor a la que ACNUR está haciendo frente», declaró Grandi y añadió a continuación: «La realidad me deja conmocionado cada vez que hablo con personas que están siendo tratadas aquí y que no sólo están desplazadas, sino también enfermas y traumatizadas».

El carácter prolongado de la crisis siria está teniendo efectos devastadores en millones de sirios. Cerca de 6,5 millones son desplazados internos dentro del país, y 4,6 millones viven como refugiados en países vecinos.

Se considera que unos 13,5 millones de sirios necesitan ayuda humanitaria. ACNUR ha proporcionado refugio y otras ayudas a civiles desplazados a causa del conflicto, así como ayuda psicosocial, educación y servicios sanitarios a cerca de 800.000 personas.

También en Damasco, el Alto Comisionado de ACNUR se entrevistó con una anciana, Fatima, que ha tenido que hacerse cargo de sus seis nietos. Fatima no sabe qué ha sido de su hijo y su esposa y vive junto a más de 70 familias en un antiguo edificio escolar reconvertido después de haber huido de los combates en su localidad, que se encuentra a 30 minutos de Damasco.

«Sólo quiero saber si su padre sigue vivo», dijo Fatima a Grandi.

El refugio de Um Atteyah no tiene calefacción y los finos tabiques divisorios no aíslan del ruido. ACNUR y sus socios locales están trabajando para mejorar el refugio, proporcionar incentivos y formación para ayudar a los adultos a tener ingresos y para educar a los menores.

Filippo Grandi también se reunió con el equipo de las Naciones Unidas en Damasco y con los 400 empleados de ACNUR que viajaron desde todas partes del país para conocer al nuevo Alto Comisionado.

Puedes ver un video sobre la visita del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados en este enlace (en inglés).


Comparte esta página con: