Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR alarmado por la situación de los refugiados e inmigrantes en las fronteras de Bulgaria

ACNUR alarmado por la situación de los refugiados e inmigrantes en las fronteras de Bulgaria Imprimir

SOFÍA, Bulgaria, 28 de enero de 2016 (ACNUR/UNHCR) - La Agencia de la ONU para los Refugiados está profundamente preocupada por las noticias que señalan el hallazgo de dos cadáveres en la frontera búlgara con Serbia la semana pasada. ACNUR está recabando más información después de haber sido alertado acerca de las muertes por la Policía de Fronteras de Bulgaria. Los dos hombres al parecer habrían muerto de frío al tratar de cruzar a Serbia desde el oeste de Bulgaria.

Según las informaciones preliminares proporcionadas por las autoridades búlgaras, habrían sido unos lugareños quienes habrían localizado los cuerpos (uno en torno al 20 de enero y el segundo el 23 de enero) en diferentes puntos del área montañosa situada a lo largo de la frontera, en el oeste de Bulgaria. El hallazgo de los cuerpos habría tenido lugar tras un temporal muy frío, con un descenso de las temperaturas hasta los 21 grados bajo cero. Ambos hombres fueron encontrados con ropa insuficiente para combatir el frío.

Por el momento se desconocen las nacionalidades de ambos hombres y ninguno de ellos era conocido por las autoridades. ACNUR cree que ambos formaban parte de los grupos de refugiados e inmigrantes que atraviesan los puntos fronterizos irregulares en busca de seguridad en Europa.

"Estos últimos trágicos incidentes ponen de manifiesto una vez más los riesgos que se ven obligadas a asumir las personas en situación desesperada ante la falta de vías legales para buscar seguridad en Europa", dijo Montserrat Feixas Vihé, Representante Regional de ACNUR para Europa Central.

Bulgaria sigue recibiendo la llegada de personas desesperadas, la mayoría de ellas a través de las fronteras terrestres con Turquía. Se estima que unas 30.000 personas llegaron el año pasado – en su mayoría de Siria, Afganistán e Irak. Muchas de ellas intentaron posteriormente entrar a Serbia desde Bulgaria a través de la región montañosa fronteriza en su intento de continuar su viaje hacia otros países de Europa.

ACNUR también sigue preocupado por las constantes denuncias de rechazos en frontera y las acusaciones de abusos en Bulgaria a aquellas personas que tratan de acceder al sistema de asilo en el país. Muchas de esas personas supuestamente devueltas podrían estar en necesidad de protección internacional y deben tener acceso al asilo en Bulgaria.

"Lamentablemente, los rechazos en frontera y el levantamiento de barreras y vallas en el camino de la población refugiada, les deja sin más opción que recurrir a despiadados traficantes y redes de tráfico de personas ", añadió la Representante de ACNUR Feixas Vihé.

Estas preocupaciones han sido trasmitidas a las autoridades en Sofía. ACNUR lamenta que se sigan sucediendo las noticias acerca de rechazos en frontera y denuncias de abusos, e insiste en la necesidad de que las autoridades lleven a cabo una investigación exhaustiva de los hechos.



Comparte esta página con: