Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR preocupado por las condiciones en los nuevos campamentos para refugiados en Grecia

ACNUR preocupado por las condiciones en los nuevos campamentos para refugiados en Grecia Imprimir

GINEBRA, Suiza, 27 de mayo de 2016 (ACNUR/UNHCR) – La Agencia de la ONU para los Refugiados está seriamente preocupada por las deficientes condiciones en varios campos del norte de Grecia, a donde refugiados e inmigrantes fueron evacuados esta semana desde el asentamiento improvisado de Idomeni. ACNUR urge a las autoridades griegas, con el apoyo económico de la Unión Europea, a encontrar mejores alternativas de forma rápida.

ACNUR reconoce que el asentamiento informal de Idomeni, situado en la frontera griega con la Antigua República Yugoslava de Macedonia, donde los refugiados habían permanecido en condiciones pésimas, necesitaba ser evacuado, y toma nota de que se ha llevado a cabo sin recurrir al uso de la fuerza. No obstante, las condiciones en algunos de los campos a los que se ha trasladado a refugiados e inmigrantes están muy por debajo de los estándares mínimos.

Algunos de los refugiados e inmigrantes que habían estado viviendo en Idomeni han sido trasladados a almacenes o fábricas abandonadas, dentro de las cuales se han instalado tiendas de campaña sin apenas espacio entre sí. La ventilación es inadecuada y el suministro de alimentos y agua, así como el saneamiento (letrinas y duchas) y la electricidad son insuficientes.

Los refugiados trasladados en autobús desde Idomeni recibieron escasa información sobre las condiciones de los nuevos asentamientos y la duración de su estancia en ellos.

Asimismo, ACNUR sigue preocupado por la separación de familias durante el traslado. Se ha informado de la llegada espontánea de familias de refugiados, algunas de las cuales abandonaron Idomeni a pie, hasta varios de los asentamientos que ya se encuentran saturados. Las malas condiciones de estos campamentos están agravando el nivel de angustia para las familias, que ya es elevado, y está avivando las tensiones en la población de refugiados y complicando los esfuerzos para proporcionar la asistencia y protección necesarias.

ACNUR se mantiene en estrecho contacto con el Ministro de Interior en funciones, responsable de las Políticas de Inmigración, y le ha propuesto que las mejoras que había sugerido para algunos de los campos sean tratadas como un asunto prioritario. ACNUR continuará apoyando a las autoridades griegas para proporcionar ayuda de emergencia y mejorar urgentemente las condiciones de estos campos donde sea posible. En los lugares donde no sea posible mejorar las condiciones para alcanzar los estándares humanitarios mínimos, es necesario encontrar y habilitar alternativas para alojar a los refugiados.

ACNUR reitera su llamamiento para la inmediata identificación y establecimiento de nuevos campamentos en consonancia con las necesidades, y que cumplan los requisitos humanitarios básicos. Aunque en este momento resultan necesarios este tipo de asentamientos temporales, ACNUR, al mismo tiempo, continúa incrementando el número de plazas de acogida a través de apartamentos y otras instalaciones de recepción.



Comparte esta página con: