Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR y sus socios advierten en un informe sobre Siria del alza de la pobreza

ACNUR y sus socios advierten en un informe sobre Siria del alza de la pobreza Imprimir

© ACNUR/UNHCR/J.Kohler-Niña siria refugiada
© ACNUR/UNHCR/J.Kohler-Niña siria refugiada

Un informe publicado hoy sobre la respuesta a la situación de los refugiados de Siria apunta que, aunque se han hecho progresos significativos en materia de asistencia, el número de refugiados sirios que vive en la pobreza continúa al alza en los países de acogida de la región, y su acceso a los servicios básicos sigue constituyendo un asunto crítico.

GINEBRA, Suiza, 5 de julio de 2016 (ACNUR/UNHCR).- El informe semestral del Plan Regional para los Refugiados y la Resiliencia (3RP), hecho público por ACNUR y más de 200 actores nacionales e internacionales, examina el progreso alcanzado en lo que va de año respecto a la ayuda a los refugiados y a las comunidades de acogida en Turquía, Jordania, Irak, Líbano y Egipto.

Con el conflicto en Siria en su sexto año, los gobiernos de los países de acogida y las comunidades continúan soportando una fuerte carga política, económica, social y de seguridad. Las instituciones públicas se encuentran sometidas a una extrema presión para ofrecer servicios de orden básico a un número cada vez mayor de personas en situación vulnerable, lo que pone a prueba los límites de sus actuales infraestructuras.

El informe muestra que, gracias al generoso apoyo de los donantes, los socios del Plan 3RP han proporcionado asistencia económica en efectivo a 102.853 hogares, alimentos para 2.035.767 personas, consultas médicas de atención primaria a 1.090.795 personas y asistencia para el alojamiento a 25.148 familias, entre otras formas de ayuda de emergencia a refugiados y comunidades de acogida. También se proporcionó apoyo para la búsqueda de empleo a 5.603 personas.

Uno de los principios claves del Plan 3RP es la inversión en servicios y en sistemas nacionales en países de acogida, dado que se hallan bajo una tensión cada vez mayor. Los socios señalan en el informe que se ha apoyado a unos 200 centros educativos y sanitarios.

También hay buenas perspectivas en materia de autosuficiencia económica y medios de subsistencia, gracias a los permisos de trabajo para sirios emitidos por Jordania y a una nueva regulación en Turquía que permite a los refugiados sirios acceder al empleo. Estas iniciativas positivas, que fueron apoyadas en la Conferencia sobre Siria celebrada en Londres en febrero, deben ir acompañadas de una financiación generosa y un reparto de responsabilidades por parte de la comunidad internacional.

A pesar de estos progresos, el informe advierte del aumento de la pobreza. Refleja que en el Líbano la deuda medida de los hogares de refugiados se incrementó en el primer trimestre de 2016, y que el número de personas bajo el umbral de la pobreza se elevó hasta el 70%, frente al 50% en 2014. En Jordania, el 90% de los refugiados sirios registrados en áreas urbanas se encuentran bajo el umbral de pobreza nacional, mientras que el 67% de las familias están endeudadas. En Egipto, cerca de 62.000 refugiados viven en situación de pobreza.

Un incremento de la financiación al Plan 3RP ayudaría a mitigar un mayor empobrecimiento de los refugiados y las comunidades de acogida, y a abordar los riesgos en materia de protección asociados al ascenso de la pobreza, incluidos mecanismos negativos para hacerle frente. Asimismo, el aumento de los fondos permitiría abordar las necesidades esenciales de las personas en situación vulnerable.

El informe destaca que, a 31 de mayo, se ha recaudado el 30 por ciento (1.380 millones de dólares) de los 4.550 millones que las agencias de Naciones Unidas, organizaciones intergubernamentales y ONG solicitaron para el Plan 3RP. ACNUR y sus socios hacen un llamamiento a proporcionar financiación y a hacer efectivos los fondos prometidos, inclusive aquellos comprometidos durante la Conferencia de Londres.

Con ACNUR y los socios del 3RP planificando 2017 y años posteriores, es necesario que se mantenga la solidaridad internacional para que las agencias que operan en los diferentes sectores y países puedan planificar mejor sus intervenciones y la asignación de recursos para proporcionar una asistencia coherente y previsible a las personas beneficiarias, así como apoyo a largo plazo a las comunidades de acogida.

El informe semestral del 3RP se nutre de los datos registrados con fecha de 31 de mayo por los mecanismos coordinados de supervisión y gestión de la información. Para leer el informe, pinche en http://www.3rpsyriacrisis.org/ o en http://data.unhcr.org/syrianrefugees/regional.php .


Comparte esta página con: