Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR solicita 115 millones de dólares para el retorno de somalíes desde el campamento de Dadaab

ACNUR solicita 115 millones de dólares para el retorno de somalíes desde el campamento de Dadaab Imprimir

El plan también incluye el traslado de 31.000 refugiados a Kakuma y la verificación de la población del campamento.

GINEBRA, Suiza, 26 de julio de 2016 (ACNUR/UNHCR) – La Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, hizo un llamamiento a sus donantes para obtener 115 millones de dólares adicionales que permitan financiar el retorno voluntario y la reintegración de refugiados somalíes del campamento en Dadaab (Kenia). La financiación también es necesaria para el traslado de refugiados de Dadaab en el campamento de refugiados Kakuma, así como para llevar a cabo proyectos relacionados y establecer infraestructuras en Kenia y Somalia.

Anteriormente, ACNUR había solicitado 369,4 millones de dólares para “la situación de Somalia”. Con esta petición adicional, y con ciertos cambios en las prioridades de los proyectos, el monto total revisado en 2016 que ACNUR necesita para ofrecer ayuda a los somalíes en los países afectados (Yibuti, Etiopía, Kenia y Somalia) es de 484,8 millones de dólares.

Tras el anuncio realizado el 6 de mayo por el Gobierno de Kenia sobre su decisión de cerrar el campamento de Dadaab, ACNUR presentó un plan de acción en la reunión de la Comisión Tripartita (Kenia, Somalia y ACNUR), que tuvo lugar en Nairobi a finales de junio, y a la que asistió el Alto Comisionado, Filippo Grandi. El plan detalla el proceso que pretende reducir la población de Dadaab, de 343.043 personas actualmente (de los cuales 326.611 son somalíes), a 150.000 para finales de 2016. Los 115 millones solicitados se destinarán a una serie de actividades, entre las que se incluyen:

  • La reubicación de 16.000 refugiados no somalíes de Dadaab a Kakuma.
  • La reubicación de 15.000 refugiados somalíes que actualmente están en proceso de reasentamiento en Kakuma.
  • La reubicación y reintegración de cerca de 42.000 de personas que se cree son kenianas, y están registradas como refugiadas.
  • La verificación de la población de Dadaab y una encuesta completa sobre intención de retorno.
  • Apoyo para otros 50.000 retornos voluntarios de refugiados somalíes de Dadaab a Somalia.

ACNUR se compromete a asegurar que todos los retornos a Somalia sean voluntarios y se lleven a cabo en condiciones dignas y seguras, y con la máxima protección de los refugiados en todo momento”, afirmó Valentin Tapsoba, Director de la oficina de ACNUR para África. “Para ello, solicitamos a los donantes de la comunidad internacional que apoyen esta solicitud de financiación adicional, con el fin de que los somalíes que retornen puedan hacerlo con las mejores perspectivas posibles para que ellos y sus familias rehagan sus vidas de manera pacífica y estable” añadió.

Estos fondos adicionales son necesarios también para el incremento propuesto del paquete de asistencia al retorno, antes de la salida de Kenia y al retornar a Somalia. Se pretende que la ayuda para los somalíes que regresen por vía terrestre aumente de los 150 a los 200 dólares (con 75 dólares adicionales para aquellas personas con necesidades especiales). Para quienes lo hagan por vía aérea –un grupo más reducido- la ayuda pasará de 100 dólares a 150, con otros 30 dólares para las personas con necesidades especiales. Se proporcionará asimismo un paquete con diversos productos no alimentarios.

En cuanto a Somalia, se busca el apoyo de los donantes para financiar un incremento en los paquetes de asistencia a quienes retornen. Se propone eliminar el tope de 600 dólares por familia en concepto de ayuda de reinstalación, y en su lugar ofrecer a cada persona retornada 200 dólares, sin tener en cuenta el tamaño de la familia, una medida que podría llevar a más familias numerosas a volver. Para apoyar la reintegración inicial, cada familia retornada recibirá un pago de 200 dólares mensuales durante seis meses como ayuda para cubrir sus necesidades básicas. Además, se considerará la posibilidad de proporcionar un seguro médico a los retornados en zonas urbanas.

Se propone incrementar las áreas de retorno y la presencia de ACNUR, estableciendo tres nuevas estaciones de paso adicionales en Mandera/Belet Xawa, El Khalow/Ceel Wak y Anumel/Raskamboni, además de incluir Afmadow, Dinsoor y Belet Xawa en las nueve áreas de retorno ya existentes. El acceso a los servicios sociales básicos es vital para que la reintegración tenga éxito, y las intervenciones se centrarán en los proyectos comunitarios de impacto rápido (menos de seis meses) para así crear activos comunitarios en las zonas de retorno que beneficien a repatriados, desplazados internos y comunidades de acogida. De cara a que el retorno sea sostenible, se procederá a la rehabilitación y/o la ampliación de escuelas, centros de salud y otras infraestructuras básicas, en coordinación con los respectivos proyectos y programas de desarrollo. También se propone establecer una plataforma online de empleo transfronterizo que conecte a los retornados somalíes que buscan trabajo con posibles empleadores.

Si el apoyo de los donantes se materializa, se ha propuesto aumentar la asistencia alimentaria de los tres a los seis meses, y posiblemente más. También forma parte de las propuestas una ayuda educativa de 25 dólares mensuales por niño durante nueve meses. Se aumentará la ayuda para el alojamiento y los artículos no alimentarios, con la posibilidad de monetización del paquete de productos no alimentarios existente.

Además, ACNUR pretende apoyar a 22.500 hogares para construir alojamientos permanentes con una ayuda de 1.000 dólares por familia. También se considerarán soluciones de ubicación para los retornados urbanos, a través del pago del alquiler.

Se calcula que la mayoría de la población de refugiados restante, unas 170.000 personas retornarían a Somalia durante 2017 y principios de 2018. De diciembre de 2014 y a la fecha, 170.000 somalíes han retornado a Somalia desde Dadaab.


Comparte esta página con: