Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR pide flexibilidad a Kenia en el Plan de Acción sobre refugiados somalíes

ACNUR pide flexibilidad a Kenia en el Plan de Acción sobre refugiados somalíes Imprimir

En la extensión Ifo del campo de Dadaab se levantan 300 tiendas al día, con capacidad para 1.500 personas. Los residentes de esta nueva área son personas trasladadas de áreas inseguras en los alrededores del campo. © ACNUR/UNHCR/B. Bannon
En la extensión Ifo del campo de Dadaab se levantan 300 tiendas al día, con capacidad para 1.500 personas. Los residentes de esta nueva área son personas trasladadas de áreas inseguras en los alrededores del campo. © ACNUR/UNHCR/B. Bannon
La declaración que ha hecho hoy el Gobierno de Kenia sobre la continua búsqueda de soluciones para los refugiados de Dadaad es bien recibida. Kenia ha sido muy generosa acogiendo y protegiendo a los refugiados somalíes durante muchos años, en sintonía con sus obligaciones internacionales. ACNUR se alegra de que esta siga siendo la postura de Kenia.

GINEBRA, Suiza, 16 noviembre (ACNUR/UNHCR).- En lo referente a los refugiados somalíes en Kenia que deciden volver a Somalia, ACNUR se complace en resaltar el compromiso de Kenia de que los retornos se hagan de acuerdo con la ley internacional, de un modo voluntario, humano, seguro y digno. La voluntariedad es un factor clave.

Durante años, ACNUR se ha involucrado en la búsqueda de soluciones a largo plazo para la situación de Dabaad. El 25 de junio de 2016, ACNUR y los gobiernos de Kenia y Somalia acordaron un Plan de Acción sobre este asunto. Desde 2014 se ha apoyado a unos 35.000 refugiados somalíes para retornar voluntariamente a Somalia. Un ejercicio de verificación que tuvo lugar entre julio y agosto confirmó que había una población de 283.558 refugiados en Dabaad, 58.000 menos que previamente. Se identificó además a 40.500 personas que o tienen o han solicitado la nacionalidad keniata.

ACNUR también ha comenzado con el traslado de 14.000 refugiados de otras nacionalidades a los asentamientos de Kakuma/Kalobeyei en Turkana. Asimismo, se gestionará la acreditación de reasentamiento de 16.000 refugiados, para permitirles ir de Kenia a un tercer país.

ACNUR hace un llamamiento al gobierno de Kenia para que muestre flexibilidad en los plazos de los distintos elementos del plan, incluidos los retornos a Somalia. Es difícil cumplir con plazos estrictos. Para que las soluciones sean realmente voluntarias, las personas deben estar bien informadas y ser capaces de tomar una decisión sin presión y con pleno conocimiento de la situación. ACNUR seguirá cumpliendo con sus responsabilidades y trabajara con el Gobierno para buscar las alternativas más apropiadas.

Por eso, ACNUR pide a las partes implicadas que centren su atención en la implementación del Plan de Acción, en todas sus dimensiones, inclusive en Somalia y en la región. A cuenta de ello, el Alto Comisionado Grandi nombró recientemente como Enviado Especial para la situación de los refugiados en Somalia al Embajador Mohamed Abdi Affey.

Un elemento crucial para el éxito del Plan de Acción es que la comunidad internacional haga inversiones adecuadas en Somalia para apoyar su progreso hacia la seguridad y la estabilidad. Esto debe incluir una asistencia mucho más fuerte en la integración de los retornados, junto con un aumento de los esfuerzos para reducir y, eventualmente, eliminar los desplazamientos internos.


Comparte esta página con: