Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR alarmado por el impacto de la suspensión del programa de refugiados en EEUU

ACNUR alarmado por el impacto de la suspensión del programa de refugiados en EEUU Imprimir

GINEBRA, Suiza, 30 de enero de 2017 (ACNUR/UNHCR).- El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, ha manifestado su profunda preocupación por la incertidumbre a la que se enfrentan miles de refugiados de todo el mundo que estaban en proceso de ser reasentados en Estados Unidos.

Solamente esta semana más de 800 refugiados tenían previsto hacer de América su nuevo hogar, pero en su lugar se han encontrado con la prohibición de viajar a Estados Unidos. ACNUR estima que unos 20.000 refugiados en condición precaria podrían haberse reasentado en EE.UU durante los 120 días que abarca la suspensión anunciada el viernes, calculando sobre la base de las cifras mensuales de reasentamiento de los últimos 15 años. Los refugiados se encuentran ansiosos, confusos y descorazonados ante esta suspensión de lo que es, ya de por sí, un proceso bastante prolongado.

Los refugiados comparten las mismas preocupaciones sobre cuestiones de seguridad que los estadounidenses. Huyen de la guerra, la persecución, la opresión y el terrorismo. Las personas y grupos familiares que ACNUR deriva a los gobiernos para su reasentamiento son las más vulnerables -como aquellos que necesitan tratamiento médico urgente, víctimas de tortura, y mujeres y niñas en situación de riesgo. Los nuevos hogares que proporcionan los países de reasentamiento son una auténtica tabla de salvación para personas que no tienen otras opciones.

La gran mayoría de los refugiados del mundo se encuentra acogida en países en vías de desarrollo, y menos del 1% serán reasentados a un tercer país. Aquellos que han sido aceptados para su reasentamiento en Estados Unidos, tras pasar un riguroso escrutinio por parte de las fuerzas de seguridad estadounidenses, llegan para reconstruir sus vidas con seguridad y dignidad. ACNUR confía en que puedan hacerlo lo antes posible.

El reasentamiento ha sido el signo tangible de la solidaridad con los refugiados en condiciones de mayor vulnerabilidad. Es también una vía importante para que gobiernos y comunidades puedan compartir la responsabilidad sobre los refugiados con aquellos países que acogen a un mayor número de ellos, y que han asumido el grueso de los efectos de las crisis de desplazamiento forzoso en años recientes.

Durante décadas, Estados Unidos ha sido líder global en materia de protección a refugiados, una tradición enraizada en la tolerancia y la generosidad del pueblo americano. ACNUR confía en que EE.UU. continúe con este fuerte liderazgo y su larga historia de protección sobre quienes huyen de los conflictos y de la persecución.

El Alto Comisionado reitera una vez más la posición de ACNUR: los refugiados deben recibir el mismo tratamiento en cuanto a protección, asistencia y oportunidades de reasentamiento, con independencia de su religión, nacionalidad o raza.


Comparte esta página con: