Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa Bangladesh: necesaria ayuda de emergencia por el alza de llegadas de rohingya

Bangladesh: necesaria ayuda de emergencia por el alza de llegadas de rohingya Imprimir

Una familia recién llegada permanece sobre el barro en el saturado campo de refugiados de Kutupalong, con miles de personas en busca de un lugar donde quedarse. (© ACNUR/UNHCR/Vivian Tan)
Una familia recién llegada permanece sobre el barro en el saturado campo de refugiados de Kutupalong, con miles de personas en busca de un lugar donde quedarse. (© ACNUR/UNHCR/Vivian Tan)
GINEBRA, Suiza, 5 de septiembre de 2017 (ACNUR/UNHCR).- Unos 123.000 refugiados han llegado a Bangladesh desde que estallara la violencia en el estado de Rakhine (norte de Myanmar) el mes pasado.

ACNUR está gravemente preocupado por el conflicto continuado en Myanmar y por las informaciones de muertes de civiles cuando trataban de buscar lugar seguro. Deben de abordarse con la máxima urgencia las causas que han dado origen al brote de violencia, para que la gente no se siga viendo obligada a huir y pueda retornar eventualmente a sus hogares.

Quienes han conseguido llegar a Bangladesh se encuentran en malas condiciones. La mayoría han caminado durante días desde sus aldeas - escondiéndose en selvas, cruzando montañas y ríos, cargando con lo que pudieron salvar de sus casas. Están hambrientos, débiles y enfermos.

Los recién llegados están dispersos en diferentes localizaciones del sureste de Bangladesh. Se calcula que más de 30.000 rohingyas han buscado refugio en los campamentos de refugiados de Kutupalong y Nayapara. Otros viven en alojamientos improvisados y pueblosde la zona.

Un número desconocido de personas podría permanecer aún varado en la frontera. Ayer (lunes 4 de septiembre) ACNUR entregó ropa, lonas de plástico y suministros de socorro a través de una ONG asociada.

ACNUR reconoce los retos que enfrenta Bangladesh y continua apoyando los esfuerzos para garantizar el paso seguro de las personas que huyen de la violencia. El registro y la documentación de los recién llegados también permitirá a las agencias de ayuda priorizar la proporción del apoyo que tanto se necesita.

Con cientos de nuevos refugiados llegando todos los días, los campamentos de Kutupalong y Nayapara están en a punto de colapsarse. Los recién llegados son acogidos por familias refugiadas y en escuelas de refugiados, centros comunitarios, madrasas y estructuras cubiertas. El espacio disponible está acabándose.

ACNUR está trabajando con las autoridades locales y sus socios para proporcionar suministros de emergencia como ropa, lonas de plástico para construir refugios y colchonetas para dormir. ONG asociadas y refugiados voluntarios, están fortaleciendo los sistemas de remisión para que los recién llegados sepan dónde pueden obtener servicios y ayuda. También se están identificando las llegadas de personas vulnerables, como los niños no acompañados, que necesitan atención y protección suplementarias.

Hay una necesidad urgente de más refugios y terrenos de emergencia, a la par que continúan llegando refugiados. La coordinación con las autoridades es crucial para asegurar que la ayuda de emergencia llega a aquellos que más lo necesitan.


Comparte esta página con: