Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Relacionadas

Noticias Notas de Prensa El campamento jordano de Za’atari apuesta por lo ecológico con la construcción de una planta solar

El campamento jordano de Za’atari apuesta por lo ecológico con la construcción de una planta solar Imprimir

Foto de archivo del campo de refugiados de Za'atari, abril de 2016. © UNHCR/Jordi Matas
Foto de archivo del campo de refugiados de Za'atari, abril de 2016. © UNHCR/Jordi Matas

ZA'ATARI, Jordania, 14 de noviembre de 2017 (ACNUR/UNHCR). - La planta solar más grande construida en un campamento de refugiados comenzó su actividad el pasado lunes 13 de noviembre, para proporcionar energía adicional y limpia a los 80.000 refugiados del campo jordano de Za’atari.

La planta reducirá las emisiones de dióxido de carbono del campamento en 13.000 toneladas por año, lo equivalente a 30.000 barriles de petróleo. También permitirá ahorrar unos 4.700 millones de euros a ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, que se podrán reinvertir en asistencia humanitaria.

El gobierno alemán financió a través del KfW Development Bank esta planta solar fotovoltaica, cuya producción máxima es de 12,9 megavatios y que tuvo un coste de 15 millones de euros.

Ilham, madre de 41 años procedente de Dara’a, en el sur de Siria, afirmó que las horas extras de electricidad ayudarán a mantener a sus tres hijos sanos y a salvo. “Ahora podré hacer la colada durante el día en lugar de por las noches. Así la ropa se secará a tiempo y no enfermaremos por llevarla húmeda”.

“También es más seguro para mis hijos. Significa que podrán quedarse en casa y hacer sus deberes, o ver algo la televisión, en lugar de jugar en la calle hasta después del anochecer”

Su hijo Mohammed, de 10 años, afirmó que tener más horas de luz en casa le ayudará a realizar su tarea. “Mi familia y yo usamos la electricidad para hacer la colada y ver la televisión, pero con más horas de luz seguro que también podré estudiar más”.

La planta solar fue construida a las afueras del campamento, y está constituida por 40.000 placas fotovoltaicas organizadas en filas de cientos de metros de longitud, que cubren el área equivalente a 33 campos de fútbol. El proyecto ha proporcionado empleo tanto a trabajadores locales como a 75 refugiados sirios que viven en el campamento, a través de un plan de empleo existente.

La construcción de la planta solar proporcionó empleo tanto a trabajadores jordanos como a 75 refugiados sirios que viven en el campamento. © UNHCR/Yousef Al Hariri.
La construcción de la planta solar proporcionó empleo tanto a trabajadores jordanos como a 75 refugiados sirios que viven en el campamento. © UNHCR/Yousef Al Hariri.
Gasem, sirio de 31 años que vive en el campamento desde 2012, se unió al proyecto cuando este empezó en abril. Además de beneficiar a todos los residentes del campo, afirmó, la construcción de la planta solar le ha ayudado a conseguir nuevas habilidades y experiencia que le serán útiles para el futuro.

“Todos los refugiados sirios que hemos participado en este proyecto nos hemos beneficiado mucho de esta experiencia. Hemos adquirido conocimientos y desarrollado habilidades técnicas. Además, a mí me ha permitido encontrar un trabajo en la construcción de otra planta solar fuera de campamento”, afirmó.

Toda la energía generada por la nueva central será usada para dar electricidad a los refugios, garantizando que los residentes del campo sean los principales beneficiarios. La planta solar está conectada a la red jordana de energía, lo que significa que la energía que no sea consumida regresará a la red para sustentar las necesidades de la comunidad local. El proyecto además ayudará al país a cumplir con sus objetivos en materia de energías renovables.

El Representante de ACNUR en Jordania, Stefano Severe, afirmó que la planta solar ayudará a proporcionar asistencia humanitaria de primera necesidad a los cerca de 650.000 refugiados sirios que viven en el país.

“La planta supondrá un gran ahorro para ACNUR en costes de energía, que se reinvertirán en otros proyectos de asistencia. La crisis de refugiados sirios ya va por su séptimo año y los donantes están comenzado a fatigarse, así que este ahorro será esencial para que ACNUR continúe ayudando a los refugiados dentro y fuera del campamento de Za’atari”, declaró Severe.


Comparte esta página con: