Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa Las diez crisis humanitarias menos mediáticas de 2017

Las diez crisis humanitarias menos mediáticas de 2017 Imprimir

Mujeres burundesas recogen leña en los alrededores del campo de Nyarugusu, en Tanzania. La tarea les lleva horas y muchas de ellas cargan a sus bebés mientras la hacen. Una iniciativa impulsada por ACNUR está reemplazando la leña con combustible LPG para proteger el entorno de la degradación medioambiental y proteger a los refugiados en situación vulnerable de la violencia sexual y de género. (© ACNUR/UNHCR/Georgina Goodwin)
Mujeres burundesas recogen leña en los alrededores del campo de Nyarugusu, en Tanzania. La tarea les lleva horas y muchas de ellas cargan a sus bebés mientras la hacen. Una iniciativa impulsada por ACNUR está reemplazando la leña con combustible LPG para proteger el entorno de la degradación medioambiental y proteger a los refugiados en situación vulnerable de la violencia sexual y de género. (© ACNUR/UNHCR/Georgina Goodwin)
Ginebra, Suiza, 22 de enero de 2018 (ACNUR/UNHCR). - La organización internacional humanitaria CARE ha presentado hoy un nuevo informe destacando las diez crisis humanitarias menos mediáticas de 2017. "Sufriendo en silencio" revela que la situación humanitaria en Corea del Norte fue la que menos visibilidad mediática tuvo a escala mundial.

Aunque gran parte de los medios se centraron en la temeraria política nuclear, la situación humanitaria fue ignorada. Otras crisis que sólo en raras ocasiones llegaron a ser titular fueron las de Eritrea, Burundi, Sudán,República Centroafricana, República Democrática del Congo, Malí, la cuenca del Lago Chad (Níger, Camerún, Chad), Vietnam y Perú.

“Todos sabemos que una sola foto puede lograr centrar la atención mundial en un problema, pero las personas de los países que figuran en el informe de CARE están muy lejos de las cámaras y micrófonos de este mundo”, declaró Laurie Lee, Secretaria General Interina de CARE Internacional. “Puede que estas crisis no hayan acaparado los titulares en los medios, pero eso no significa que podamos olvidarnos de ellas”.

Además, hay un vínculo directo entre la cobertura mediática y el dinero donado para ayuda humanitaria. “Los medios juegan un papel vital a la hora de atraer la atención del público hacia las crisis olvidadas y desatendidas”, señaló Filippo Grandi, Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados.

“A pesar de las trágicas consecuencias para las vidas de millones de personas afectadas por los conflictos y el desplazamiento, sigue habiendo una brecha entre las necesidades humanitarias y los fondos disponibles. Las perspectivas para 2018 son desalentadoras, ya que falta voluntad política para resolver los conflictos y abordar las causas de raíz que los alimentan: falta de gobernanza, aumento del empobrecimiento, desigualdad y cambio climático. Los líderes políticos deben dar un paso al frente y asumir la responsabilidad para abordar las crisis olvidadas de hoy”, añadió el Alto Comisionado.

“Los países que figuran en esta lista son exactamente el tipo de lugares en los que centramos nuestra atención como agencia de noticias sin ánimo de lucro que informa sobre crisis humanitarias, dijo Heba Aly, directora de IRIN News. “Pero como señala este informe, este tipo de trabajo es difícil de financiar y cada vez más escaso. Es hora de que comencemos a reconocer que el periodismo de calidad sobre las crisis forma parte de la solución”.

En 2018, muchas de estas trágicas situaciones continuarán empeorando. Las familias pobres seguirán afrontando grandes dificultades para sobrevivir, con cada vez menor capacidad para afrontar nuevos impactos, en un contexto en el que los conflictos que duran décadas, las personas afectadas han perdido sus medios de subsistencia y han agotado sus recursos.

El Llamamiento Humanitario Global de la ONU para 2018 requiere 22.500 millones de dólares para ayudar a casi 91 de los 135 millones de personas con necesidades urgentes. La atención mediática puede ayudar a atraer el apoyo público hacia estas necesidades. Entre las recomendaciones recogidas en el informe figuran trabajar con periodistas freelance locales y ONG para hacerles llegar información y materiales actualizados, destinar fondos para la elaboración de informes en áreas remotas, así como que las ONG inviertan en comunicación en situaciones de emergencia.


Comparte esta página con: