Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Búsqueda de noticias

Noticias Notas de Prensa ACNUR expresa su preocupación por la cantidad de personas desplazadas por la violencia en Siria

ACNUR expresa su preocupación por la cantidad de personas desplazadas por la violencia en Siria Imprimir

© AP Photo/Hussein Malla. Una mujer siria llega con su familia a la frontera libanesa tras huir de su hogar cerca de Homs (Siria).
© AP Photo/Hussein Malla. Una mujer siria llega con su familia a la frontera libanesa tras huir de su hogar cerca de Homs (Siria).
GINEBRA, Suiza, 20 de Julio (ACNUR/UNHCR) – El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres, ha expresado hoy su creciente preocupación por las  dramáticas cifras de personas que están huyendo de sus hogares en Siria.

“Con la propagación de la violencia mortal, estoy profundamente preocupado por los miles de civiles sirios y refugiados que se han visto obligados a huir de sus hogares” dijo Guterres.

Miles de sirios cruzaron ayer hacia Líbano. Las informaciones apuntan a que entre 8.500 y 30.000 personas han cruzado en las últimas 48 horas. En consulta con las autoridades gubernamentales, ACNUR y sus socios están ahora en la zona verificando las cifras e identificando los casos y las necesidades de los recién llegados de Siria, poniendo especial atención en las personas más vulnerables que puedan necesitar asistencia inmediata.

Dada la rápida evolución de la situación, no es posible dar un número preciso de desplazados en Siria. La semana pasada se estimaba que un millón de personas podrían haberse visto obligadas a desplazarse dentro del país desde que comenzó el conflicto. En general muchos sirios se están quedando sin recursos y están acudiendo cada vez más en busca de ayuda a la Media Luna Roja Siria (SARC por sus siglas en inglés) y a otras organizaciones.

Miles de refugiados, sobre todo iraquíes que están viviendo en el suburbio de Seida Zeinab, en Damasco, han tenido que abandonar sus hogares por la violencia y por las amenazas recibidas estos días. Al menos 2.000 personas han buscado refugio en el barrio de Jaramana, en escuelas y parques. Muchos sirios también se están trasladando allí.

“Temo por la seguridad de los civiles atrapados en la violencia en Damasco, entre la que se encuentra también una gran población de refugiados iraquíes que vive allí” dijo Guterres.

Según la información de la que dispone ACNUR, la semana pasada una familia iraquí de siete miembros fue encontrada asesinada en su apartamento de Damasco y otros tres refugiados murieron por los tiroteos.

Pese a los retos de seguridad, el personal de ACNUR sigue atendiendo las líneas telefónicas de emergencia y las oficinas de Damasco, Alepo y Al Hassekeh continúan abiertas. Cientos de aterrorizados refugiados han llamado en las últimas 24 horas a los teléfonos de emergencia que atienden voluntarios, informando de amenazas directas y de su temor a quedarse atrapados en el los combates.

En los últimos dos días, ACNUR ha ofrecido ayuda económica a los refugiados que necesitaban dinero para alquilar apartamentos, en caso de que pudieran encontrarlos, y para comprar productos esenciales para el hogar, aunque las tiendas están cerradas en muchos sitios y comprar lo más básico supone todo un reto. Ayer los voluntarios de la Media Luna Roja Siria distribuyeron la ayuda que había llegado en dos camiones, destinada a la población siria y a los refugiados. Está prevista la distribución de más ayuda en los próximos días.

ACNUR tiene más de 250 trabajadores nacionales e internacionales en Siria operando desde las oficinas en Damasco, Alepo y Al Hassakeh. En Siria hay más de 88.000 refugiados iraquíes registrados, la mayoría de los cuales residen en Damasco, así como unos 8.000 refugiados de otras nacionalidades. Más de 13.000 iraquíes abandonaron Siria en el primer semestre de 2012, muchos de los cuales ha regresado a Irak.

Mientras tanto, la operación de ACNUR en Siria ampliará el envío de asistencia humanitaria de 125.000 a 175.000 beneficiarios (35.000 familias) en respuesta al creciente número de personas que necesitan ayuda en el país. Hasta la fecha, la mayor parte de la ayuda de ACNUR ha sido distribuida por los voluntarios de la Media Luna Roja Siria a las personas más vulnerables en las zonas rurales de Damasco, Alepo y Al Hassakeh.

ACNUR está lanzando un proyecto de asistencia económica que se entrega en una sola vez, para 25.000 familias sirias, aprovechando la experiencia positiva de una iniciativa similar realizada para refugiados iraquíes.

Con el fin de conocer mejor las necesidades de los sirios ACNUR está supervisando el envío de la ayuda y el uso que se hace de ésta para asegurar que llega a las poblaciones más vulnerables, entre las que se encuentran muchas mujeres y ancianos.

ACNUR y la SARC tienen una red de 15 almacenes en el país, algunos de los cuales están gestionados de forma conjunta. Estos almacenes aseguran la rápida disponibilidad de la ayuda humanitaria. ACNUR tiene previsto ampliar aún más esta red en las próximas semanas.

Según las estadísticas de registro de ACNUR, al 18 de Julio había 120.000 refugiados sirios que habían buscado protección en Jordania, Líbano, Irak y Turquía. Según estimaciones del gobierno las cifras son mucho más elevadas.

“Estoy muy agradecido a Jordania, Líbano, Irak y Turquía por haber mantenido sus fronteras abiertas” afirmó António Guterres.

Muchos de los refugiados sirios recién llegados dependen completamente de la ayuda humanitaria y algunos vienen sólo con la ropa que traen puesta, tras muchos meses de desempleo. Las necesidades de los que llegaron a principios de año también están aumentando ya que se han agotado sus ahorros. Al mismo tiempo, las comunidades que están recibiendo a los refugiados están sintiendo cada vez más la presión sobre sus infraestructuras y recursos locales, concretamente en el agua, el alojamiento y la capacidad de las escuelas y los hospitales, con la llegada de estas personas.

Dos semanas después del lanzamiento del Plan Regional de Respuesta revisado para los Refugiados Sirios, que engloba las necesidades de siete agencias de Naciones Unidas y 36 ONG socias para asistir a los refugiados, el plan, por un importe de 193 millones de dólares, sólo ha recibido el 26% de los fondos. Por otro lado, el Plan de Respuesta de Asistencia Humanitaria para Siria, un llamamiento interagencial liderado por la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) para apoyar a los sirios afectados dentro del país, ha recibido tan sólo 38 millones de dólares de los 180 que se requieren.

 


Comparte esta página con: