Política de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

ACEPTAR
Americas Europe Asia and the Pacific Middle East and North Africa Africa Mapa del mundo

Noticias Buscador Destacado El fútbol, puerta de oportunidades para Fernanda

El fútbol, puerta de oportunidades para Fernanda Imprimir
Jueves, 14 de Julio de 2016 00:00

Una joven refugiada colombiana lidera la delegación ecuatoriana en el torneo mundial de futbol callejero celebrado en Francia.

©ACNUR/UNHCR/A. Menard - Fernanda participa en la iniciativa destinada a potenciar las capacidades de jóvenes en situación de vulnerabilidad.
©ACNUR/UNHCR/A. Menard - Fernanda participa en la iniciativa destinada a potenciar las capacidades de jóvenes en situación de vulnerabilidad.

QUITO, Ecuador, 14 de julio de 2016 (ACNUR/UNHCR) - Fernanda se ríe mientras toma las manos de dos de los chicos con los que trabaja. Los tres corren al unísono hacia la portería pasándose el balón. Hace un año, esta joven colombiana de 21 años no imaginaba que sería mediadora en el campeonato mundial de Fútbol 3, el Streetfootballworld, celebrado en el marco de la Eurocopa 2016 en Francia. Y menos que lo haría encabezando la delegación de Ecuador.

Durante el torneo me preguntaban cómo me sentía al ser colombiana y representar a Ecuador. Para mí fue un orgullo muy grande representar al país que nos acogió a mí y a mi familia hace más de 10 años”, explica. Originaria de Pereira (Colombia), Fernanda es una joven madre soltera, con dos niños de cuatro y dos años, que vive en Quito desde que en 2005 llegara con sus padres y su hermana huyendo de la persecución en su país natal. Como para el resto de los 60.000 refugiados que viven en Ecuador, el desarraigo y las dificultades socioeconómicas suponían para ella importantes limitaciones para su integración.

Hace un año mi prima me habló de un programa para que los jóvenes nos formáramos, tuviéramos más habilidades. Y jugáramos al futbol”, cuenta esta vivaracha joven de pelo rojizo. “No sabía si iba a tener tiempo. Pero mi madre me apoyó cuidando a mis hijos”.

Fernanda, al igual que otros 40 jóvenes refugiados y ecuatorianos, tomó parte en el proyecto A ganar, iniciativa destinada a potenciar las capacidades de jóvenes en situación de vulnerabilidad para ampliar sus oportunidades de autosuficiencia. Desarrollada por la Fundación de las Américas (FUDELA), A ganar es parte de los esfuerzos impulsados por la Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, para facilitar soluciones duraderas en Ecuador a la población refugiada.

En este espacio, Fernanda no solo adquirió nuevas habilidades, sino que empezó a descubrir oportunidades. Y los organizadores no tardaron en descubrir su potencial de liderazgo, que le llevó a convertirse en en un referente para los otros jóvenes.

El terremoto de abril en la costa de Ecuador fue un golpe muy duro. Por eso estuve allí apoyando, tenía que ir a ayudar” cuenta Fernanda, que participó en una caravana solidaria para apoyar a niños y jóvenes de la comunidad costera de Chamanga (provincia de Esmeraldas).

Fernanda es una bomba positiva. Fue una de las personas más capaces y con más actitud en el proceso A ganar”, asegura Luis Vargas, coordinador de las actividades del programa. “Su energía fue decisiva para elegirla como líder de la delegación ecuatoriana en el torneo de Francia”.

El torneo, el Streetfootballworld, reunió a finales de junio en Lyon (Francia) a cien equipos de cincuenta países, en un encuentro para promover valores en torno al trabajo en equipo a través del fútbol. Durante el encuentro, Fernanda actuó como mediadora en el trabajo de las diversas escuadras deportivas.

Es lo mejor que he hecho en mi vida”, asegura Fernanda horas después de regresar de Lyon. “Me llenó de ilusión y, aunque no compartíamos el idioma, pude conocer a personas, culturas de las que he aprendido mucho”.

Para Peter Janssen, Representante Adjunto de ACNUR en Ecuador, “estos espacios son esenciales para la integración de la población joven, que cuenta con potencial para el desarrollo de su país de acogida. Jóvenes como Fernanda nos demuestran que la población refugiada no son solo personas que necesitan apoyo, sino actores que aportan con su creatividad, su esfuerzo y su capacidad de ser solidario y apoyar a otros”.

Antes de A Ganar, Fernanda tenía como prioridad su maternidad y no contemplaba hacer algo más que darle un futuro a sus hijos, trabajando con su madre y padre en el negocio de serigrafía que abrieron un año después de llegar a Ecuador. Hoy, esta joven llena de energía tiene un nuevo reto en mente.

Quiero estudiar sociología después del colegio. Hoy me veo como una mujer luchadora que va a sacar a ella y toda su familia adelante”, dice con un tono que denota la confianza en sí misma.

Por Carolina Loza en Quito, Ecuador.


Comparte esta página con: